El Gran Sol Rojo del Amanecer

sábado, 13 de septiembre de 2014

Cuestionatelotodo: La Comuna, de Peter Watkins

Cuestionatelotodo: La Comuna, de Peter Watkins: "La memoria de los luchadores de la Comuna es honrada no sólo por los obreros franceses, sino también por el proletariado de todo el ...

UCRANIA: Por la libertad del activista antifascista polaco Valdislav Wojciechowski



URGENTE: Exigir la liberación del activista antifascista Vladislav Wojciechowski, detenido en Odessa, Ucrania.

Anoche, el activista Vladislav Wojciechowski cooperador de Borotba (Unión de Lucha) fue

 detenido en Odessa. Según el izquierdista Borotba, el Servicio de Seguridad de Ucrania 


(SBU) está decidido cargarle  Vladislav con la acusa de "terrorismo".

Durante el allanamiento del apartamento donde vivía, se le han plantado explosivos.

Paramilitares de las nazis de "autodefensa" han participado en su detención.

Vladislav fue golpeado, y es posible que una confesión de él le fue extraída bajo tortura.

Actualmente, se encuentra bajo custodia SBU.

Vladislav Wojciechowski estuvo en la Casa de los Sindicatos 2 de mayo.

Él sobrevivió a la masacre, pero sufrió una lesión cerebral traumática de manos de los militantes neonazis.

La detención de Vladislav Wojciechowski muestra que el régimen Poroshenko no está interesado en la paz civil, pues continúa arrestando a activistas por razones políticas.

¡Exigimos la inmediata liberación del preso político Vladislav Wojciechowski !.















Fuente:  Democracy and  Class  strugle

NOVOROSSYIA: Poco a poco la verdad del acuerdo capitulacionista sepultada bajo un montón de arena va saliendo a la luz. Solo falta nominar al artífice.

Las doce cláusulas de la traición
Original: Mikhail Belyayev
Traducido por Luis López

¿Alguna vez se han preguntado cómo luce una traición completa e incondicional? ¿Cómo luce un cuchillo cuando esta sujetado por una mano firme entre medio de los omóplatos en un abrazo amistoso? ¿Cómo luce el veneno cuando es mezclado en un vaso con agua que se le da a un hombre muriendo de sed? Pues resulta que, todo esto parece mucho más ordinario y prosaico de lo que incluso la imaginación humana más pobre y empobrecida podría retratar. Pues resulta que, la traición es simplemente dos hojas de papel con una fila de firmas al final de una columna de párrafos enumerados.
El texto publicado del acuerdo de alto al fuego firmado en Minsk es como realmente luce una traición. La traición de todo aquello por lo que los milicianos de Novorrusia lucharon y murieron. La traición de Novorrusia en si misma, porque, basado en el texto, no hay lugar vislumbrado para Novorrusia, para los milicianos o algún “estatus especial”  para las Repúblicas Democráticas.
Todo lo que este denominado acuerdo de alto al fuego otorga es una  estatus temporal de auto-gobierno local en ciertas áreas de las regiones de Donetsk y Luganks. Incluso eso esta condicionado a la eliminación completa de la milicia y la liberación de los prisioneros de guerra ucranianos. Mas aun, los milicianos esta obligados no solo a deponer las armas, sino también a dejar el territorio ucraniano. A cambio, Ucrania promete amnistía a las partes del conflicto, dialogo nacional, y ciertas medidas encaminadas a mejorar la situación humanitaria en Donbass. La RPL y la RPD no son siquiera mencionadas en el texto del acuerdo, y sus representantes lo han firmado sin ningún titulo o rango.
¿Independencia y condición de Estado? ¿Novorrusia? Un estatus especial temporal en ciertas áreas de las regiones de Donetsk y Luganks — eso es todo lo que tiene Novorrusia de independiente. Allí esta toda su libertad y soberanía. Podras escribir esas palabras miles de veces, imprimirlas, y luego empujarlas  por la garganta. En cualquier caso, muerte por estrangulación es mucho mejor que muerte por vergüenza. Ucrania ni siquiera pretende dar autonomía a las Repúblicas Populares. Ni siquiera se digno en mencionar esas Repúblicas en el acuerdo. Auto gobierno temporal en ciertas áreas — esa es la extensión de la generosidad ucraniana para la Donbass rebelde.
¿Los milicianos? De acuerdo con el acuerdo ellos ahora son exiliados y deben dejar Donbass. Por siempre. Sí, la parte ucraniana misericordiosa se compromete a perdonarlos y no enjuiciarlos penalmente. Pero sólo después de deponer las armas y alejarse del territorio de Ucrania. Después de todo, según el acuerdo, todas las formaciones militares ilegales (es decir la milicia) deben ser retiradas inmediatamente más allá de las fronteras de Ucrania.
¿Los prisioneros de Guerra? Solo la milicia esta obligada a liberarlos. El texto del acuerdo solo se refiere a los rehenes y las personas detenidas ilegalmente, y, desde el punto de vista de la Ley Ucraniana, la detención de los milicianos es perfectamente legal. Como con los terroristas. Después de todo, esta es la etiqueta que el estado ucraniano les ha colocado.
Esto no es siquiera el nuevo Khasavyurt. Por lo menos de conformidad con el Acuerdo de Khasavyurt, Rusia no se comprometió a formar parte de la República Chechena de Ichkeria y no acordó expulsar su propio ejército del país. Este acuerdo es algo incomprensible y más allá de los límites; sigue siendo un misterio en cuanto a cómo los representantes de Novorrusia podrían haber firmado esta obra maestra de la arrogancia y la vanidad de Ucrania.
Cumplir con este acuerdo es escupir-lascivamente y con gran deleite en el rostro de cada miliciano y civil asesinado en el conflicto;  escupir en la cara de los que fueron quemados vivos en la Casa de los Sindicatos de Odessa ; escupir en la cara de la “Madonna de Gorlovka” y su hijo asesinado;  escupir en la cara de todos los que han quedado discapacitados, todos los que, en su mejor momento, se quedaron sin brazos, sin piernas, sin ojos, todos los que hasta el final de sus días ahora están lisiados a causa de esta guerra. Y entonces, es escupir en la cara de los que vivían en los hogares devastados por la artillería y la fuerza aérea ucraniana. Todos aquellos que perdieron sus medios de vida, el techo sobre sus cabezas y sus vidas familiares. Todos aquellos que lo perdieron todo durante varios largos meses enterrando amigos, familiares y seres queridos —enterrando a sus maridos y a sus hijos. Los que no vivieron, pero sobrevivieron, después de la guerra que estalló en su tierra.
Si, la paz se necesita. Se necesita para ambas Novorrusia y Ucrania. Esta guerra ha cobrado demasiadas vidas y traído demasiado sufrimiento. Pero, lo que se necesita es una tratado de paz de verdad y la subsecuente división en dos Estados separados. Y los documentos firmados en Minsk no representan un tratado de paz. Estos contienen un acto de rendición incondicional que no tiene otro análogo en el mundo que no sea la anexión de un bando derrotado.
Así que con mucha esperanza de que este acuerdo sea ignorado en las lineas del frente —que esto sea olvidado como con una pesadilla, y Novorrusia continué su lucha. Una lucha por paz real, hasta que la libertad y la independencia estén aseguradas. Después de todo, haciendo honor de este acuerdo Novorrusia, con sus propias manos, comete suicidio.

Publicado por Slaviansk.es

viernes, 12 de septiembre de 2014

NOVOROSSIA: Importantes declaraciones del “despedido” Ministro de Defensa de la República Popular del Donetsk


Strelkov: Esa tela de araña de numerosos agentes que durante años han conseguido disfrazarse de patriotas y estadistas, infiltrándose en las altas esferas”

PUBLICADO POR LUALOPEZPE
Traducción de Nahia Sanzo.

(Nota de Luminoso Futuro: En momentos en que la contraofensiva de las fuerzas armadas de la resistencia del pueblo ucraniano entraba en una fase decisoria, en que se preveía la derrota militar del régimen  golpista nazi de Kiev. De pronto, para sorpresa de la resistencia popular ucraniana –calificada infamemente de “terroristas”, “prorrusos” y de  “separatistas”- y de toda la opinión pública comunista y democrática internacional vinieron las conversaciones de Minsk y la firma de un acuerdo de paz. Acuerdo de paz,  más bien una tregua preparatoria de una nueva agresión armada generalizada por parte de los ucronazistas, que ha traído como resultado la parálisis de la contraofensiva de la resistencia armada popular y antifascista, el “rescate” de las tropas sitiadas y salvándoles de su aniquilamiento, el salvamento de la estratégica ciudad de Mariupol, en fin que pone el fiel de la balanza en favor de los fascistas proimperialista occidentales y en disfavor del pueblo ucraniano y de la misma Federación rusa. ¿Qué ha ocurrido? ¿Quiénes se han movido detrás de estas maquinaciones antiucranianas y antirrusas? ¿Con qué fines aviesos, antinacionales y antipopulares, se ha impuesto esta traidora salida acuerdista?
En declaraciones, brindadas en estos inicios del mes de septiembre, del “destituido” Ministro de Defensa y Comandante en Jefe de la Milicia de la República Popular de Donetsk Igor Strelkov, levanta un poco el telón de fondo de toda la infame tramoya incubada en daño de la República de Nueva Rusia. ¡La quintacolumna! ¡Traidores incrustados en las “altas esfera” del gobierno de Moscú! Y, aunque Strelkov no llega a decirlo, la colusión de intereses económicos y políticos de la Gran burguesía burocrático-compradora de ambos lados de la frontera ruso-ucraniana.
Strelkov mismo, arribado a este momento de su trascendental denuncia política, le pone sordina y sólo masculla generalizaciones. Esto, posiblemente, en interés de no tensar la unidad necesaria de las fuerzas antifascistas y anticapitalistas, o ya por debilidad ideológica-política. Esto es, se propuso ocultar lo que verdaderamente está en el corazón y la mente los pueblos ucraniano y ruso: la recuperación del socialismo y la reconstrucción de la Unión Soviética.
En el transcurso de estas declaraciones, él hace recurso de frases desviadas y totalmente incorrectas que confirman nuestra aseveración. Pese a esas debilidades en la formulación de sus ideas, Strelkov alerta a los pueblos ruso y ucraniano de la posibilidad de un Golpe de Estado ultraderechista, antinacional y contrarrevolucionario en Moscú. ¡La alerta está pues servida!).

Strelkov: “Esa tela de araña de numerosos agentes que durante años han conseguido disfrazarse de patriotas y estadistas, infiltrándose en las altas esferas”  

Ha pasado un mes desde que me viera obligado a dimitir de mi puesto de Ministro de Defensa y Comandante en Jefe de la Milicia de la República Popular de Donetsk (RPD). No puedo decir que haya sido una decisión fácil para mí. Tampoco se puede decir que las circunstancias en las que la tomé fueran simples: la ciudad de Donetsk y la agrupación de fuerzas armadas de la RPD estaban en un cerco operativo, rechazando con gran dificultad los ataques sin fin de las fuerzas punitivas que llegaban de todas las direcciones posibles.
Solo unos pocos dentro del liderazgo de la República conocían que iban a ocurrir cambios significativos en los días sucesivos y que el enemigo iba a sufrir una derrota decisiva. Yo era uno de esos pocos, pero no podía ni dar a entender a mis subordinados que en poco tiempo lanzaríamos una ofensiva y comenzaríamos a recuperar posiciones ocupadas por el enemigo. Fue incluso más difícil pensar que sería otra persona la que dirigiera la liberación de pueblos y ciudades abandonadas (retiradas que yo mismo ordené). Moralmente, fue difícil abandonar a mis camaradas, dejarles, por así decirlo, en las primeras horas del día en que la muerte de nuestra causa común era, para muchos, inevitable.
No quiero centrarme en las circunstancias que me obligaron a dimitir. Solo quiero decir que la decisión que tomé entonces estaba justificada y, en vísperas de la ofensiva, mi dimisión permitió unir en manos de una sola persona al liderazgo de las fuerzas armadas de la RPD y evitar así conflictos que se estaban comiendo viva a la República y asegurar un suministro fiable para nuestras unidades y destacamentos.
Sobre el precipicio de la victoria y estar a punto de la derrota
La situación ha cambiado considerablemente en el frente. Las fuerzas punitivas habían sido rechazadas en prácticamente todas las zonas después de sufrir enormes pérdidas, por lo que habían pasado a posiciones defensivas. Se habían formado ya los requisitos necesarios para la liberación completa de Donbass de los ejércitos punitivos y las autoridades de Kiev. El enemigo había empezado a retirarse hacia el oeste bajo el fuego de la RPD y sus líderes comenzaban a mostrar el pánico.
¿Y qué pasó entonces? Las fuerzas que casi destruyen una vez la Primavera Rusa, y nunca han dejado de intentar destruir el movimiento de liberación nacional de la población rusa de Novorossiya, intervinieron de nuevo delante de nuestros ojos. No hay más villano que estas fuerzas que se han manifestado repetidas veces en la historia moderna de nuestra tierra en las formas más siniestras. Fueron estas fuerzas, dirigidas desde el extranjero, las que tuvieron un papel decisivo en la destrucción de la Unión Soviética en 1991 y que abusaron abiertamente del pueblo ruso durante toda la década organizando una orgía de pillaje de la enorme herencia económica y cultural soviética. Dirigieron los experimentos liberales, monstruosos en sus consecuencias, en lo que quedaba de nuestra Patria; sin importarles en absoluto las consecuencias que estos tuvieran para nuestro país, al que se referían, y siguen haciéndolo hoy en día, de forma despectiva.
Rusia vuelve a levantarse
Esta bacanal de colapso vino acompañada por sangrientas guerras que ellos mismos provocaron por esa salvaje orgía de crimen, inmoralidad, propaganda y los vicios más viles que puedan imaginarse y por la destrucción de la independencia económica y la soberanía nacional. Incluso tras el fracaso al dar la última estocada a Rusia en los primeros años del siglo, estas fuerzas no han desistido y han continuado con su trabajo destructivo en secreto, con la esperanza de que llegaría su hora y poder entonces acabar lo que habían comenzado.
Pero entonces llegaron los primeros brotes de la Primavera Rusa y la madre Patria comenzó, no con palabras sino con hechos, a levantar de sus cenizas. Pero en cuanto Rusia trató de reconstruir lo que Gorbachov había destruido con su capitulación y comenzó a tratar de recuperar los derechos y territorios que le pertenecían desde la antigüedad para así recuperar una independencia real, la Quinta Columna volvió a movilizar todas sus fuerzas. El regreso de Crimea a Rusia les sorprendió y la rebelión de Novorossiya causó pánico entre sus filas, que volvieron a manifestar, una vez más, quiénes son en realidad.
Esa tela de araña de numerosos agentes que durante años han conseguido disfrazarse de patriotas y estadistas, infiltrándose así en las altas esferas, tan altas como el entorno de la Presidencia de Rusia, volvió a lanzarse a la batalla. Actuando, en la práctica, contra los intereses del país y de su pueblo, estos traidores continúan calificándose de amigos del presidente y defienden sus actos subversivos y de sabotaje como medidas para reforzar la soberanía rusa. ¿De dónde sacan esa arrogancia y esa confianza en su infalibilidad? Es tremendamente simple: todo lo que esta Quinta Columna valora, dinero y otros recursos materiales, así como sus familias y descendientes, se ha exportado al extranjero hace tiempo y su conservación depende de sus dueños extranjeros.
La milicia como garantía de la libertad de Novorossiya
En estos cinco meses de lucha, la población rusa de Novorossiya ha sentido en sus carnes el impacto completo de los frutos de esas actividades subversivas. Cuando la ayuda militar rusa era vital para los milicianos, prácticamente desarmados entonces, y cuando esta ayuda hubiera llevado a la liberación, casi sin derramamiento de sangre, de todas las regiones de habla rusa, estos agentes de influencia gritaron al unísono lo imposible de esta ayuda directa a la rebelión. Mientras las fuerzas punitivas quemaban viva a la gente de Odessa, bombardeaban Slavyansk con artillería mientras armaban rápidamente a su ejército, sus cómplices, los que se habían infiltrado en el liderazgo de la política exterior rusa, no solo sabotearon cualquier tipo de asistencia política o militar a la milicia, sino que, en concordancia con los Poroshenko, Turchinov, Akhmetov, Taruta y otros representantes de la oligarquía ucraniana, lucharon para dividir a la milicia y prevenir así la creación de un comando único mientras luchaban para atraer al Presidente de Rusia hacia la trampa que habían creado.
La persistencia y la lucha desinteresada de los milicianos hicieron imposible para las fuerzas punitivas aplastar la rebelión antes de que pudiera llegar la ayuda rusa. La milicia comenzó su ofensiva. Pero aquí también hay traidores que se han manifestado de forma completa. Inmediatamente ofrecieron su ayuda a las fuerzas punitivas, cuando el ejército estaba al borde del precipicio, aproximándose a una derrota completa, organizando este alto el fuego y tratando, en el curso de las negociaciones, de forzar la rendición de todo lo conseguido por la rebelión, colocándonos así a merced de la Junta de Kiev. Simplemente es imposible encontrar clausulas más vergonzosas que las discutidas en Minsk.
Y mientras tanto, Kiev se rearma, se reagrupa y entrena a su ejército, preparándose para continuar con el genocidio de la población rusa de Novorossiya. El resultado de todo esto es que volvemos a estar en la situación que nos encontrábamos al principio, salvo que ahora estamos en una posición más comprometida que entonces. Si en abril Kiev carecía de un ejército con capacidad de combate y con apoyo popular, ahora las fuerzas punitivas se han movilizado y armado hasta los dientes y la propaganda ucraniana, sujeta a los principios de la programación neurolingüística, ha logrado lavar el cerebro de un pueblo que ya no distingue la verdad de la mentira.
Entre guerra y vergüenza elige la vergüenza y vendrá la guerra
En estos meses se han impuesto varias rondas de sanciones contra Rusia y altos cargos militares y diplomáticos de Occidente han vuelto a sacar el tema ya medio olvidado de Abjasia y Osetia del Sur. Se oyen también amenazas de militantes islamistas controlados por Estados Unidos. Se preparan para una lucha larga y dura contra Rusia. Occidente, y su Quinta Columna, no esconden que buscan derrocar al Presidente Putin para después proceder a desmantelar el país. Sus agentes de influencia usan todos los medios a su alcance para convencer a los líderes del país de que la reconciliación no solo es posible sino que es necesaria. Se está manteniendo oculto al público, y posiblemente también al Presidente, el hecho de que lo único que satisfará a los enemigos es la completa capitulación de Rusia.
Y el resultado es que todas las condiciones excepcionalmente favorables para Rusia de esta primavera han quedado sin realizar y ahora, además, estamos sometidos a una creciente amenaza militar. La culpabilidad de la Quinta Columna es innegable.
¿Por qué habrían de actuar nuestros liberales de una forma tan implacable, incluso suicida, contra el camino político del Presidente? ¿Por qué se ha cuestionado tan abiertamente al Presidente y a sus políticas? En mi opinión hay dos factores. En primer lugar, la Quinta Columna no tiene otra vía que el motín (por el momento oculto). La “Revolución desde arriba” que empezó el Presidente Putin les ha dejado sin posibilidades de supervivencia política, mientras que sus dueños occidentales tampoco les permiten dejar el país para volver a sus posesiones en el extranjero, logradas con su arduo trabajo.
El segundo factor es todavía más evidente: con una presencia fuerte en las altas esferas del país y considerables recursos económicos, los traidores pretenden tomar el poder para sí mismos y empezar una nueva etapa de saqueo de los restos de lo que una vez fue un gran país y de su gente. Pero estos planes requieren muchas más medidas previas. En primer lugar, necesitan privar al Presidente Putin de su inmenso apoyo popular, ese que ha conseguido a base de sus políticas internas y su política exterior en los últimos años. ¿Y qué puede ser más útil para esto que traicionar al pueblo ruso de Novorossiya y después culpar al mismo Presidente de esta traición? La Quinta Columna se esconde en la sombra, como las hienas, evitando cualquier publicidad.
El camino previsto por nuestros enemigos nos ha quedado claro. Su misión es la de prolongar al máximo una guerra acompañada por el máximo número posible de bajas rusas a ambos lados de la frontera. Sin dar a la milicia posibilidad alguna de éxito, esperan crear una úlcera incluso más sangrienta en la que Rusia desangre gota a gota sus recursos y con políticas de “un paso adelante, dos atrás” jamás consiga resultado alguno. La Federación Rusa seguirá sufriendo la carga de cientos de miles de refugiados, que se convertirán en millones, mientras que Occidente sigue minando la salud financiera y económica del país, en parte también porque los oligarcas tratarán de hacer que sea la población la que sufra los efectos de las sanciones.
Los traidores tienen la esperanza de que la situación concluya en un tratado de paz lo suficientemente vergonzoso y humillante que acompañe a la traición a la población rusa de Ucrania, para causar así una mayor ola de indignación en Rusia. Y entonces, acorde con la tecnología política perfeccionada a principios del siglo XX, izquierda y derecha, liberales y patriotas, se unirán en su justificada indignación para crear un Maidan en Moscú. El mismo escenario de 1905 y 1917 que sigue a una derrota humillante, “crisis económica-descrédito de las autoridades-revueltas populares-golpe de palacio”, volverá a entrar en acción.
No puede haber compromisos en esta lucha
La defensa de Novorossiya y el apoyo a su población es importante para acabar con los planes de la Quinta Columna y para la supervivencia de Rusia. Si somos capaces de asegurar esta victoria, Rusia sobrevivirá. Si perdemos, perderemos también los restos de nuestra Patria. No puede haber compromisos en esta lucha y quien trata de convencerse de lo contrario está, conscientemente o no, ayudando al enemigo. Es un todo o nada: o Rusia recupera toda su soberanía o será destruida por una coalición de clanes oligárquicos internos y externos.
Me gustaría decir que he encontrado mi sitio en la lucha contra los planes de las fuerzas subversivas. Este es el epicentro de la lucha rusa en este momento. Creo que es en Rusia donde más puedo ayudar. También quiero insistir otra vez que aquellos que esperan, o siguen esperando, utilizar mi nombre con intenciones destructivas acabarán decepcionados. Por muy crítico que pueda ser con las políticas internas del Presidente, considero que es de vital importancia apoyarle, como único comandante en jefe legítimo y principal garante de la libertad e independencia del país, en un momento en que se libra una guerra contra nosotros. En mi opinión, para proteger a Novorossiya del genocidio nazi al que se está viendo sometida, tenemos que apartar a esos “bien avenidos” que nos han llevado al borde de la derrota militar.
Y a esos que ya han empezado a esculpir en la prensa la imagen del “Coronel Strelkov”, líder de la protesta popular, les digo que no tienen opción de comprarme con alabanzas y falsas promesas. La esencia de un oficial es servir a su país y a su pueblo. Sería el más alto deshonor para mí cambiar este fiel, aunque en ocasiones desagradecido, servicio por la falsa gloria y popularidad de los enemigos de la Patria. Que entiendan, de una vez por todas, que en Rusia sigue habiendo quienes ponen el deber y la integridad por encima de su propio beneficio y vanidad. Yo solo soy uno de ellos. Y tal y como han demostrado los acontecimientos en Novorossiya, hay mucha gente que sigue siendo así. No vamos a permitir que Rusia quede partida por la mitad y arruinada una y otra vez de la misma forma que se destruyó el Imperio Ruso en 1917 y la Unión Soviética en 1991

Publicado por Slavianskgrad.es


jueves, 11 de septiembre de 2014

Homenaje a Felix de Hierro, terror de la burguesía, n su 137 aniversario de nacimiento

RAY O'LIGHT, n° 86 - September-October 2014



https://drive.google.com/file/d/0Bwo68T7ecF55RjJ3WHRTYno5TWs/edit?usp=sharing

INDIA – Entrevista con Varavara Rao, Coordinador del Foro Por La Alternativa Política

“EL GOBIERNO DESARROLLA LA GUERRA CONTRA LOS MAOÍSTAS A LAS ORDENES DE LAS EMPRESAS”
Nota – Reproducimos a continuación la entrevista que Anil Kumar realizó a Varavara Rao, Presidente de Viplava Rachayitala Sangham [Asociación de Escritores Revolucionarios] y Coordinador del Foro por la Alternativa Política,  publicada el  pasado 26 de Agosto de  2014 en la web del periódico The New Indian Express, que hemos extraído de la web Signalfire  http://www.signalfire.org/y que Gran Marcha Hacia el Comunismo hemos traducido al español:
“EL GOBIERNO DESARROLLA LA GUERRA CONTRA LOS MAOÍSTAS A LAS ORDENES DE LAS EMPRESAS”
Presidente de Viplava Rachayitala Sangham [Asociación de Escritores Revolucionarios] y Coordinador del Foro por la Alternativa Política, Varavara Rao, en una entrevista con Anil Kumar, habla sobre el “Janata Sarkar” [Gobierno Popular] implementado en la región de Dandakaranya y el movimiento maoísta en el país.
Pregunta: ¿Cuál fue la razón para lanzar el Foro por la Alternativa Política?
Respuesta: El Foro por la Alternativa Política se creó para unir a todas las fuerzas que se rebelan contra el modelo de desarrollo global y resolver viejos problemas a los que se enfrentan los distintos sectores de la sociedad. El foro proporcionará una alternativa a la política existente.
P: ¿Es posible la transición desde el escenario político actual a vuestra propuesta?
R. Desde luego. En realidad no es una transición sino una revolución. Queremos replicar el concepto de “Janata Sarkar” [Gobierno Popular] que ha sido llevado a cabo con éxito en zonas de la región de Dandakaranya. El Grupo Guerra Popular (GGP) está construyendo carreteras de cemento y hormigón, levantando escuelas y proporcionando servicios médicos a los miembros de las tribus en las bolsas interiores del distrito de Bastar, en Chhattisgarh. Están promoviendo el “autogobierno” en estos poblados.
P: En una época en que el movimiento comunista está perdiendo su lustre y se ha hecho débil en el país, ¿gozará de aceptación la alternativa que proponen?
R: Indudablemente. Los comunistas [se refiere al PCI (Marxista)] se han debilitado, no los revolucionarios. De hecho, han emergido más fuertes en los últimos diez años. La dirección maoísta está abordando la situación con una estrategia triple de crear conciencia entre los sectores oprimidos en los cinturones tribales, intensificando la participación de masas contra el Estado y aumentando los ataques armados. El partido ya está trabajando hacia la liberación de Jharkhand, Chhattisgarh, partes de Orissa, Bihar y Bengala Occidental. Pensamos que los comunistas han estado  implementando políticas neoliberales. El Gobierno del PCI (Marxista) en Bengala Occidental ha estado implementando políticas de “nueva economía” en los últimos 30 años. Nosotros también luchamos contra ellas.
P: Con el Gobierno de Modi en el Centro, ¿espera usted algún cambio en la política maoísta?
R: En absoluto. En realidad, el Gobierno Modi está planeando lanzar una guerra a gran escala contra los rebeldes maoístas y al pueblo que dirige en distintas partes del país. El Centro ha enviado grandes contingentes de personal de seguridad a zonas de la India Central y Oriental, incluidas Chhattisgarh, Orissa y Jharkhand. El Gobierno Modi está construyendo una histeria bélica contra los rebeldes maoístas independientemente del hecho de que el ataque sería dirigido contra algunos de los sectores populares más pobres del país. En realidad, esto se está convirtiendo en una guerra del Estado contra su propio pueblo.
La inminente guerra del Gobierno para expulsar a los pueblos tribales de sus aldeas está de hecho siendo peleada a las órdenes de algunas de las grandes corporaciones empresariales que quieren controlar y saquear nuestros recursos. Ya va siendo hora que reconozcamos el esquema de la guerra que se desarrolla en que los pobres combaten en ambos lados y los beneficios sólo llegan a los capitalistas y quienes les apoyan en el Gobierno. Podemos esperar conflictos violentos en los días venideros entre las fuerzas del Gobierno y los maoístas.
P: El Gobierno del TRS [Telangana Rashtra Samithi, partido político regional en el Sur de la India] anunció recientemente que destinaría tres acres de tierra [unos 12.100 metros cuadrados] y otros beneficios a los pobres sin tierra. ¿Son estas medidas suficientes para aliviar la pobreza?
R: Nuestra perspectiva es completamente diferente de lo que el Gobierno del TRS está planeando hacer. Están planeando comprar tierras de los terratenientes y distribuirlas entre los sin tierra. Pero, nuestro concepto es que se recuperen aquellas tierras que fueron ocupadas ilegalmente por los terratenientes y entidades corporativas y distribuirlas libre de coste a los campesinos pobres. Si uno compra tierra y la distribuye entre los pobres, sólo los terratenientes se podrán beneficiar, no los pobres. El primer ministro de Talangana, K Chandrasekhar Rao, afirma que su Gobierno ha gastado 142 crores [un crore es una unidad en la numeración india igual a 10.000.000] para adquirir 10.000 acres de tierra. El Gobierno debe divulgar de donde y de quienes ha comprado la tierra.
P: ¿Su opinión sobre entregar la ley y el orden de Hyderabad al Gobernador y Polavaram?
R: Nos oponemos enérgicamente a que se otorguen poderes especiales al Gobernador  sobre hacienda y la ley y orden de Hyderabad dado que daría poder indirectamente al Centro para controlar el capital. K Chandrasekhar Rao, invitando a las grandes entidades corporativas a invertir en Telangana, estaba implementando la agenda del Banco Mundial. Telangana es una sociedad agraria y K Chandrasekhar Rao está tratando de convertirla en una Singapur, lo que no es ni posible ni recomendable. K Chandrasekhar Rao ha sacrificado el interés de los miembros de las tribus en pro de Telangana permitiendo el surgimiento de siete mandals [divisiones administrativas] de la división Bhadrachalam del distrito de Khammam en Andhra Pradesh. No estamos a favor de proyectos que permitan el sumergimiento a gran escala de zonas tribales.
P: ¿Espera usted apoyo a su iniciativa por parte del público en general?
R. Por supuesto. El pueblo está con nosotros. Acogerán con satisfacción nuestra iniciativa dado que estamos promoviendo el autogobierno y más poderes a los sectores oprimidos y sin tierra de la sociedad.


 


GRAN MARCHA HACIA EL COMUNISMO
Blog marxista-leninista-maoísta
         Email: granmarchahaciaelcomunismo@gmail.com


De la guerra popular antifascista: Liberación del aeropuerto de Lugansk

SE VAN A VOLVER LOCOS

Cuestionatelotodo: El talón de hierro, de Jack London

Cuestionatelotodo: El talón de hierro, de Jack London: " Acordaos- gritó con voz que dominó el tumulto -, ya que no mostráis ninguna piedad para el proletariado, de que éste, un día, no la t...

miércoles, 10 de septiembre de 2014

NOVOROSSIA: Entrevista al Comandante de la Brigada Fantasma



ALEXEY MOZGOVOY: «NADIE PODRÁ SUSTITUIR A STRELKOV”

29 de agosto de 2014
Por Marina Perevózkina / Fuente: mk/ru

Al llegar a Moscú Alexey Mozgovoy le pasó una mano de pintura a la bandera de Ucrania que había en la chapa de su coche y dibujó encima una bandera de la República Popular de Lugansk. Los policías de tránsito moscovitas mandaban a parar este coche insólito y contemplaban, asombrados, a un hombre ataviado con camuflaje de campaña, hombre cuya imagen irradiaba una confusa sensación de peligro. En el centro de una capital despreocupada y ociosa, entre boutiques de lujo y restaurantes caros parecía un extraño. Un elemento decididamente fuera de lugar, más o menos como un lince en una exposición de gatos. Al enterarse del nombre del conductor, los policías le pedían autógrafos y le deseaban que “llegara hasta Kiev”. Basta con conversar un poco con Mozgovoy para comprender: él sí va a llegar a donde se proponga. Así es este hombre “que recién ha empezado a vivir”.

- Alexey, ¿cuál es la situación en el frente?
- La calificaría como ”establemente complicada”. Complicada en el sentido de que no tenemos la línea del frente propiamente dicho, como había sucedido en todas aquellas guerras históricas que conocemos. Más bien parece una guerra de guerrillas. La situación cambia constantemente, entramos en la retaguardia del enemigo y luego el cuadro se desplaza y resulta que lo tenemos detrás de nosotros, y viceversa. Sí, hemos logrado embolsar grandes agrupaciones del enemigo. Eso es verdad. Las unidades del ejército ucraniano que habían sido enviadas a desbloquear la “caldera del Sur”, a su vez quedaron bloqueadas junto con las unidades que habían logrado escurrirse fuera de la caldera hacia el norte

- ¿Se ha podido recuperar algunas localidades en los últimos días?
- Las localidades liberadas aparecen en los informes de los últimos días. Todas están ubicadas en al provincia de Donetsk. En la provincia de Lugansk también ocupamos una serie de pueblos y aldeas pero por ahora es problemático retenerlas. Nos faltan efectivos, no podemos darnos el lujo de tomarnos un pueblo y dejar ahí una guarnición.

- Y ahora ¿siguen las acciones bélicas? 
- La guerra nunca cesa. No tenemos ni un día de tregua. La cumbre de Minsk no puede influir en estas cosas.

- ¿Cuántas personas tiene a su mando? 
- Un millar. Soy el comandante de la brigada “Fatasma”. Pero lo que pasa es que fui yo el que organizó las milicias en Lugansk, me había ocupado de eso desde el primer día. Por eso a menudo me llaman “el líder de las milicias de Lugansk”, mientras en realidad sólo dirijo una brigada. 

- ¿A propósito de su brigada, ¿por qué se llama así? 
- Porque los militares ucranianos ya anunciaron muchas veces y con mucha pompa que habían acabado con nosotros, que habíamos desaparecido. En realidad a lo largo de la guerra hemos perdido cerca de cuarenta compañeros. Primero “Fantasma” era un pelotón, que habíamos empezado a organizar antes de que sucediera la ocupación de las instituciones estatales en Lugansk en abril. Luego, en base a este pelotón fue creado un batallón. Fue entonces cuando los medios de información ucranianos declararon que estábamos aniquilados, que habían acabado con nosotros durante un ataque de la aviación ucraniana a la base turística “Yaseny” donde teníamos un campo de entrenamiento. Dijeron que habían aniquilado un “grupo terrorista ruso”.Mientras en realidad sólo tuvimos un herido. .

- Y en cuanto a los rusos, ¿los hay en su brigada? En general, ¿qué clase de gente son sus combatientes? 
- Milicianos, nativos de Lugansk. Lugareños. Obreros. Sí, han llegado algunos rusos, y no sólo rusos. Tenemos aquí búlgaros, eslovacos, dentro de poco van a venir unos alemanes… 

- ¿Alemanes, dijo? 
- Pues sí, voluntarios alemanes. Antifascistas. Hay gente de Europa que viene a pelear Tenemos una determinada cantidad de voluntarios de diferentes países de Europa, si contamos a los rusos también, alcanzaría para una compañía de infantería. 

- ¿Qué es la brigada “Fantasma”, cómo es? 
- Fue la primera unidad de las milicias creada en el territorio de Novorossia. Desde el principio habiamos colaborado con Igor Ivánovich Strelkov, había sido una colaboración muy intensa, lo ayudé con la preparación de los combatientes. Los muchachos pasaban un curso de preparación en un campo de entrenamiento que teníamos, y luego yo los enviaba a Slaviansk. Siguen peleando ahora, son excelentes soldados. Hay una unidad que se llama “la compañía de Semiónivka”; es nuestra gente. ¿Usted se acuerda de los acontecimientos en Semiónovka? Se portaron muy bien allí.

-O sea, esta compañía… la de Semiónovka, ¿sigue combatiendo ahora?
- Sí.

- Tiene alguna información respecto a la presencia de mercenarios extranjeros del otro lado, del lado de Kiev ? 
- Por supuesto, es que los vimos con nuestros propios ojos. Por ejemplo, a aquellos combatientes negros cerca de Lisichansk. Se sobreentiende que no son soldados del ejército ucraniano, que son extranjeros. Los combatientes de otras unidades habían encontrado documentos que pertenecían a mercenarios extranjeros, carnets de identidad….

- ¿Cuándo fue que vio a Strelkov por última vez? 
- Hace tres o cuatro semanas, antes de que dimitiera.

- ¿A qué se debe su dimisión? 
- Puesto que desconozco los pormenores del asunto ni estoy al tanto de todas estas sutilezas, voy a calificarlo como un malentendido. Eso es. Un malentendido que hay que corregir y enmendar lo antes posible.

- ¿Dónde está Strelkov ahora? 
- No lo sé. Desde nuestro último encuentro no hemos vuelto a contactar.

- ¿Pero está vivo? 
- Creo que sí. ¿Y por qué tendría que estar muerto, se puede saber? A mi juicio, más muertos están algunos políticos. Han muerto en vida. Y Strelkov vivirá. Espero que muy pronto vuelva a ocupar su legítimo lugar, el que le corresponde. Porque como Strelkov no hay más, y nadie podrá sustituirlo. 

- ¿Cual es su “legítimo lugar”? ¿El puesto del Comandante del Ejército de Novorossia?
- Exactamente.

- ¿A quién obedece usted ahora? 
- Al pueblo de Novorossia.

- ¿Cuáles son sus tareas proncipales ahora? 
- Muy diversas. Empezando por los problemas realcionados con la ayuda humanitaria y terminando por los envíos de armamento. La ayuda humanitaria en los “KAMAZ” blancos estaba destinada a la población civil. Pero también tenemos que darles de comer a los milicianos, tenemos que vestirlos etc. Los antifascistas norteamericanos habían recogido una determinada cantidad de dinero para nosotros…. 

- ¿Y Rusia los ayuda? 
- Por supuesto. Nos ha enviado ayuda humanitaria, por ejemplo. Es que, a decir verdad, no necesitamos nada más de Rusia, por una razón: hay determinados círculos que esperan que eso suceda, que Rusia intervinga, para que sea más fácil embarrarla con la sangre que está derramando Kiev. Y yo no quiero que esto suceda. Para mí Rusia es mi segunda patria.

- ¿Piensa asaltar Kiev? 
- ¿Y por qué no? Ellos se creen en su derecho (no sé por qué) de asaltar Donetsk, Lugansk. ¿Acaso Kiev es mejor que estas ciudades?

- ¿Y después de Kiev? ¿Seguirá hacia el occidente del país?
- Depende. Si los soldados que están del otro lado comprenden por fin que están combatiendo contra ellos mismos, podremos terminar la guerra mañana mismo. 

- ¿Los militares ucranianos emplearon “Tochka-’U” contra ustedes? 
- Sí. Para no ir más lejos: hace poco utilizaron un “Tochka-U” para disparar contra la ciudad de Rovenkí en la provincia de Lugansk. Si el enemigo se permite hacer la guerra de esta manera tan sucia, ¿por qué nosotros tenemos que mostrar tanta delicadeza?

- ¿Cómo surgió esta idea: crear Novorossia, separarse de Ucrania? 
- Yo, igual que mucha gente en Novorrosia, no puedo convivir con la ideología que el Occidente impone a Kiev ahora. Nos obligaron a apartarnos de nuestras raíces. Y ahora pretenden prohibirnos ser lo que somos.

- ¿Y cuáles son sus raíces? ¿Cuál es su nacionalidad, es ruso? 
- Mi nacionalidad se llama “ser humano”.

- ¿Quiénes son sus antepasados? Es que es interesante. 
- Mis antepasados son unos cosacos del Don. Pero nací en Ucrania, en la aldea Nízhniaya Duvanka del ayuntamiento Svatovsky de la provincia de Lugansk. 

- ¿Tiene experiencia militar? 
- 7 años en las Euerzas Armadas de Ucrania. Primero pasé el Servicio Militar Obligatorio, y luego firmé un contrato y me quedé cinco años más. 

- ¿A qué se dedicó después de haber hecho el servicio militar? 
- Mire. Se podría decir que antes de que empezara todo eso no me había “dedicado” a nada. Recién he empezado a vivir. A vivir de verdad.

(Traducido por Manuel Traveler)

Fuente: Enrique Muñoz Gamarra

Datos personales

periodista obrero. Comunista (marxista-leninista). Antiimperialista, anticapitalista y antimilitarista.