El Gran Sol Rojo del Amanecer

sábado, 24 de febrero de 2018

Portugal: Ha dejado de combatir un gran combatiente comunista





¡Honra al Camarada João Camacho!
Arnaldo Matos

Murió el martes, por la tarde en Lisboa al final de una grave y prolongada enfermedad soportada heroicamente, el camarada Juan Cruz Morais Camacho, miembro y fundador del Partido Comunista de los Trabajadores Portugueses Comité Central (GCPC / MRPP) en el Congreso de 26 de diciembre de 1976, en la Voz del Obrero.

Tenía 74 años de edad, nacido en Lisboa, en la parroquia Socorro, el 12 de diciembre de 1943. Para desesperación real del autor de estas líneas, De la camarada Cidália Guerrero y del camarada Carlos Paisana, quedando retenidos los tres por el trabajo en la isla Madeira durante tres días por un temporal atlántico, sin aviones que nos trajeran al continente, y no pudimos, como ansiamos todos, prestar personalmente nuestros homenajes ni acompañar a nuestro querido camarada a su última morada.

Se distinguió Juan Camacho en toda su vida como un combatiente comunista indomable, dotado de un inigualable coraje físico, intelectual, político y moral, hombre inteligente y culto, que comenzó desde muy joven por distinguirse en la actividad editorial y divulgación, de las obras y textos marxistas-leninistas, en la época prohibidos que se está editando, vendidos o incluso leer en Portugal, donde vivía bajo la atroz dictadura atroz de Salazar y Caetano.

Antes del 25 de abril, Juan Camacho trabajó como empleado en las prestigiosas librerías Portugal y Editorial Morais, ambas camino de Chiado, y ahora como miembro del movimiento clandestino del Movimiento Reorganizativo del Partido del Proletariado – MRPP, participo, con un numeroso grupo de combatientes católicos y de los estudiantes y trabajadores antifascistas y anti-colonialistas, en la célebre vigilia contra la guerra colonial en la Capela del Rato, en Lisboa, el 31 de diciembre de 1972,fecha y local donde fue detenido y brutalmente golpeado por la PIDE.


En 1975, militando siempre en nuestro Partido, Camacho fue golpeado por las tropas del Copcon, bajo la dirección de Otelo Saraiva de Carvalho y otros militares del MFA afectos al partido dicho comunista de Barreirinhas Cunhal, con una ráfaga de escopeta-ametralladora G3 que le clavó una bala en el cráneo, durante una manifestación popular en Caxias por la liberación de 424 hombres y mujeres, militantes y simpatizantes del MRPP, entre los que me contaba, presos en las sedes del Partido, asaltadas de norte a sur del país por las tropas del mismo Copcon.

Aún antes del 25 de abril de 1974, Viriato (pseudónimo más conocido de Juan Cruz Morales Camacho) fundó, en nombre del Partido (MRPP), la Editora Maria de la Fonte, que publicó entonces los célebres cuadernos María de la Fuente, los cuales contribuyeron poderosamente para la formación teórica y ideológico del proletariado, los jóvenes y los revolucionarios portugueses; y, poco después, la editora Nneva Aurora, que se notabilizó por editar y difundir las principales escritos teóricos de Marx, Engels y Lenin, en Portugal.

Juan Camacho era todavía librero, desde la respectiva apertura, de la librería de la resistencia antifascista Leer, en Campo de Ourique, e incluso abrió la librería Guernica, en la Calle de Chagas en Lisboa. La actividad revolucionaria de editor y de librero que caracterizan la vida y la lucha de Juan Camacho, en condiciones políticas y económicas extremadamente difíciles, y siempre con el objetivo de dar a leer a los obreros las obras revolucionarias que les cumplía leer, hacen de Juan Camacho un caso único de editor y librero en toda Europa. Trabajando y luchando, aunque en un pequeño país como Portugal, Camacho aún no quedaba detrás de Feltrinelli, en Italia, y Maspero, en Francia, no ser sólo por el menor volumen de capital involucrado.

Militante del Movimiento Reorganizativo del Partido del Proletariado y más tarde, delegado en el Congreso de Fundación del Partido Comunista de los Trabajadores Portugueses, el camarada Viriato estaba siempre en la primera línea de combate a la dictadura fascista y colonialista de Salazar y Caetano, así como en la primera línea de lucha contra el imperialismo yanqui y el social-fascismo y social-imperialismo revisionista soviético, habiendo quedado a las puertas de la muerte por las graves heridas que recibió de las fuerzas reaccionarias de las tropas de Copcon.

Cuando fue alcanzado a tiro, ya militaba, dirigía y fundaba la editorial del Partido -la Viento del Este- donde se destacó, entre otras tareas, en la tarea de edición, publicación y venta del Volumen V de las Obras escogidas de Mao Tse-tung, y más tarde se integró a la Dirección de la Asociación de Amistad Portugal-China y, más recientemente, la Asociación de Amistad Portugal-Timor Oriental.

Juan Camacho participó conmigo en la traducción y edición del Manifiesto del Partido Comunista, de Marx y Engels, editado hace dos años por la Editora Bandera Roja del Partido, y, a pesar de gravemente doliente, fue uno de nuestros militantes más entusiastas en la lucha contra el liquidacionismo y los liquidacionistas.

En cuanto vio irremediablemente detectada su grave e incurable enfermedad, Juan Camacho no se dejó abatir por el infortunio, antes cerró puños y dientes para luchar contra la enfermedad que lo atacaba y para cumplir con vigor y determinación sus tareas de comunista en su Partido de siempre.

La conducta y el empeño del camarada João Camacho, en una ocasión tan difícil de su vida, constituyeron un ejemplo para todos nosotros. En cuanto le posible, Camacho ayudó a los camaradas del Macizo Central en sus tareas y participó activamente en el Encuentro de la Urgeiriza, filmando y fotografiando la reunión y colaborando en la difusión de las Tesis que se discutieron sobre la nueva visión de la Revolución de Octubre y del carácter político de clase de esa revolución.

Conocidas las Tesis de la Urgeiriza, Camacho ayudó a organizar la serie de conferencias que marcaron el año 2017, año del centenario de la Revolución de Octubre de 1917 en la Rusia zarista, filmando, fotografiando y contribuyendo a su divulgación.

En el mes de abril siguiente, João Camacho se desplazó a las Azores, integrado en la Brigada del Partido que organizó y realizó el Iº Congreso Regional de los Comunistas Azorianos, corriendo bajo su dirección la grabación de la película y de las fotografías del Congreso.

En dos viajes que hizo a París en los años 2016 y 2017, el camarada Juan Camacho adquiere y se ofreció al Partido una colección de películas de Eisenstein, incluido el Acorazado Potemkin, que fueron proyectados en la sede de la avenida Brasil en Lisboa y obtuvieron un enorme éxito y una notable concurrencia de público.

En el momento de su muerte, Camacho trabajaba en la organización de aulas de estudio del Marxismo, que iban a ser llevardas a cabo en Lisboa, ahora bajo el nombre de la Universidad Juan Camacho.

El hombre que ahora nos dejó fue también un gran poeta revolucionario como todos pudieron ciertamente verificar por la lectura de la colección de poemas que de él hemos venido regularmente a publicar en los últimos dos años en el Lucha Popular Online, órgano central de nuestro Partido.

Juan Camacho deja una hija, Ana Sofía, y estaba casado con Lourdes Camacho, a las cuales, en nombre del Comité Central del Partido y de todos sus militantes, presento profundas y sentidas condolencias y expreso nuestra solidaridad de comunistas. Los obreros, los comunistas y su Partido mucho deben al camarada João Cruz Morales Camacho y jamás lo olvidarán.
10FEV18

(Nota de Luminoso Futuro: Un poco tarde hemos recibido la infausta noticia de la desaparición física del camarada Juan Cruz Morais Camacho, miembro del Comité Central y fundador del Partido Comunistas de los Trabajadores Portugueses, no por ello ha sido menos el dolor que hemos sentido por su partida. Desde acá enlutamos nuestra roja bandera, no importando la lejanía del centro de su vida, actividad, desvelos y lucha por la realización de la sociedad comunista su eterno Norte, le enviamos a él, encarnado en la militancia del partido al que perteneció, nuestro sentido pésame.
A nuestros camaradas comunistas de los trabajadores, al proletariado y pueblo de Portugal, en modo particular a sus familiares y amigos, vayan nuestro pésame por tan sensible pérdida y nuestro sincero deseo que sepan convertir el dolor en fuerza revolucionaria redoblada. Hoy ha dejado de combatir un combatiente comunista, el hecho llena de dolor, pero millones tomarán la Gran Bandera Roja que por tanto tiempo empuñó, y flameandola con fuerza titánica, la llevarán hasta la feliz realización de sus ideales inmortales.
Camarada Jôao Morais Camacho, seguro, tus hermanos de clase desde el otro lado del Atlántico te decimos ¡Con tú memoria y los cinco Maestros venceremos!

Por los Colectivos de Luminoso Futuro, Forumarxista y Viento del Este,
Amilkar Villareal P.,
Rosa Libertad
Quibian Gaytan

Desde la ciudad de Panamá, República de Panamá, a los 22 días de Febrero de 2018


viernes, 23 de febrero de 2018

Rusia: Una carta del camarada Dr. Saibaba, prisionero político en India. Transcrita por el Partido Maoísta de Rusia



Carta a mis queridos estudiantes y a mis compañeros profesores

India
Saibaba
Prisionero político
7 de febrero de 2018
.

Carta a mis queridos estudiantes y a mis compañeros profesores,

Sueño que estoy en mi público,
Cuando paso días y noches prisioneros
Detrás de gruesas barras de hierro
Mi pequeña cámara solitaria.

Te veo, te estoy hablando a ti.
Y abrazarte fuerte
Por el poder de mi difícil vida en tierra frágil
En mi fascinación interior
Cuando la sed
Fluyendo por las venas
Y las venas de mi flujo de embolia
A pesar de que estoy en una jaula
Lejos de ti

La enseñanza es mi fuerte.
Mi aliento y mi vida, y lo sabes
Estuve cerca del corazón de la literatura.
Porque ella nos atrapa
Con nuestra difícil historia
Filosofía y economía
Con fuertes rachas de dolor, lágrimas,
Miedos y esperanzas
En un nuevo día brillante

Una jaula construida a partir de mentiras,
Cargos por traición
Tramas ficticias
Me rodea y no me deja entrar.
A su amistoso y crítico
Comunicación con conocimiento
Y un cálido apego a la libertad
El triturado de la tierra.

Queridos amigos,
Pasé toda mi vida adulta en los campus, aprendiendo y aprendiendo en busca del conocimiento, el amor y la libertad. En busca de ellos, aprendí que la libertad para unos pocos no es la libertad. Comencé a estudiar historia, filosofía y literatura con gran perseverancia y un enfoque crítico. Me hizo mirar con más cuidado. Conocí y conocí a gente que vivía en condiciones inhumanas. Me di cuenta de que nunca comían la libertad, a diferencia de mí. Me di cuenta de que la casta y la libertad son incompatibles en principio. Empecé a hablar conmigo mismo. Luego empecé a hablar con mis hermanos en el camino. Sentí un gran vacío de silencio a mi alrededor. Vi una sociedad de silencio. Arrojé mi cuerpo sobre las piedras del silencio. Me lastimé brutalmente. A la gran mayoría de la amis nunca se le ha permitido interrumpir su silencio. Siglos de silencio sležalisʹ en nuestras vidas, bajo los altos y desnudos acantilados de discutir India [1]. estaba ansioso por romper la prisión del silencio. Luché conmigo mismo. Las piedras eran difíciles de mover. Me di cuenta de que estaba llevando nuestra propia sociedad silenciosa. Fue un viaje difícil.

Fue un viaje muy largo, difícil y doloroso. Después de todo, pensé que tenía una voz. Yo quería a mis hermanos en el camino para conseguir una voz, también, para que pudiéramos hablar. En este proceso, mi voz se convirtió gradualmente en fortalecimiento. Me sorprendió cuando vi que mi voz fue escuchada. Después de un tiempo, mi voz incluso empezó a sonar más fuerte. Entonces, de repente, se me cayó un hacha en la garganta. Mi voz fue silenciada por un golpe.

Amigos, hoy siento un dolor terrible todo el tiempo. La pérdida de voz fue hecha por la explosión en mi cuerpo de cada cuerpo. Uno por uno, mis órganos comenzaron a explotar. El silencio dentro de mí explotó con dolor severo. Mis cuerdas vocales fueron dañadas, lo que hizo mi voz delgada y alta tanto que se volvió inaudito. Mi corazón rompió con el desarrollo de cardiomiopatía. Mi cerebro se apaga, se llama sincopadas. Mis riñones estaban drogado; la vesícula biliar también ganó piedras y el páncreas levantó una cola de un dolor llamado pancreatitis. Los nervios de mi hombro izquierdo se rompieron debido a las condiciones de mi arresto, se llama plexo hombro del hombro. Cada vez más órganos de silencio están reemplazando mis órganos. Vivo con dolor severo y doloroso durante todo el día. Vivo en el borde de la vida.

Mi dolor, mi canción silenciosa,
Mi existencia es como polvo sin nombre.
Si tan solo mi dolor pudiera hablar,
Yo sabría quién soy.
Y si pudiera encontrar su esencia,
Yo resolvería el misterio de este mundo.
Si pudiera dominar este secreto secreto,
Mi silencio habría encontrado mis palabras.
(faiz ahmad faiz)

Han pasado once largos meses. Sigo sufriendo en las condiciones brutales de mi detención, sin ningún alivio. Me veo obligado a vivir sin ninguna dignidad humana y poder sobre mi cuerpo. Las condiciones en las que vivo me han llevado a niveles nedočelovečeskogo e inhumanos. Piensa en el crimen en el que estoy acusado: vivía por la libertad, traté de encontrar una voz para los que no tenían voz, y traté de encontrar mi voz. Escribí sobre ellos, hablé sobre ellos, sobre los de mis hermanos que no han sido autorizados a tener una voz durante siglos. Ese es mi crimen. La mutilación de mi cuerpo y conciencia no es sólo para privar de una humanidad, es un acto de deshumanización de toda nuestra sociedad; nuestra existencia como civilización.

Espero que ninguno de ustedes sienta lástima por mí. No creo en la compasión, sólo creo en la solidaridad. Te voy a contar mi historia solo porque creo que también es tu historia. Y también porque creo que mi libertad es tu libertad.

Tuyo

Con el amor y los mejores deseos.


Seleznev Saibaba
Cámara "anda", prisión central
Nagpur
7 de febrero de 2018.
[1]. probablemente una referencia al libro del premio Nobel amartʹâ sena "Sporâŝij India" (el argumentativo indio, 2005), sobre la cultura del pluralismo intelectual en la india desde tiempos antiguos hasta nuestros días.




Publicado por Partido Maoísta de Rusia

Cortomertraje JARAMA - boikot

PRESENTACIÓN:

Jarama es un cortometraje dirigido por Alberto Pla, guitarrista del grupo BOIKOT, ubicado en un momento de la famosa batalla que paró los pies al fascismo a las puertas de Madrid. Los protagonistas, un músico y soldado republicano, un escritor y Brigadista irlandés llamado Charles Donnelly, y otros representantes de los miles de héroes que dieron su vida u ofrecieron su juventud para defender la democracia y la libertad contra el fascismo y el capitalismo... (LEER MÁS  DE LA PRESENTACIÓN EN CUETIONATELOTODO)



JARAMA-cortometraje de Boikot

PRESENTACIÓN:

Jarama es un cortometraje dirigido por Alberto Pla, guitarrista del grupo BOIKOT, ubicado en un momento de la famosa batalla que paró los pies al fascismo a las puertas de Madrid. Los protagonistas, un músico y soldado republicano, un escritor y Brigadista irlandés llamado Charles Donnelly, y otros representantes de los miles de héroes que dieron su vida u ofrecieron su juventud para defender la democracia y la libertad contra el fascismo y el capitalismo... (LEER MÁS  DE LA PRESENTACIÓN EN CUETIONATELOTODO)


sábado, 17 de febrero de 2018

Filipinas: El principio marxista-leninista-maoísta del autoabastecimiento del Nuevo Ejército del Pueblo







Los bloqueos de alimentos impuestos por las Fuerzas Armadas de Filipinas en áreas militarizadas son un rasgo de la guerra total que está siendo lanzada actualmente por el régimen estadounidense-Duterte. Este método, largamente inculcado a la  AFP  por las tropas estadounidenses, tiene como objetivo cortar el suministro de alimentos a las comunidades sospechosas de apoyar a las unidades del Nuevo Ejército Popular (NEP)

En algunos frentes de la guerrilla en Mindanao, las masas han superado efectivamente la privación de alimentos de los soldados a sus comunidades. Además de proporcionar alimentos para cada familia, las granjas ahora pueden subsidiar las necesidades adicionales de las comunidades. De hecho, durante una importante operación militar del enemigo que duró casi un año, las masas tenían alimentos más que suficientes a pesar del bloqueo impuesto a la comida. En otras áreas donde los residentes fueron evacuados a la fuerza, las personas regresaron a sus comunidades para cultivar cultivos disponibles para la cosecha.
Esto es el resultado de un largo proceso liderado por los comités del Partido, el ejército popular y las comunidades durante los primeros años de la década actual. La campaña comenzó con la resolución de los comités principales de que la producción debe estar dirigida a sostener la guerra popular.
Para lograr esto, uno de los objetivos es establecer una economía autosuficiente en todas las comunidades y barrios donde opera el ejército popular.
Según Ka Che , miembro de uno de los comités que llevan a cabo la campaña, la educación es la etapa inicial. “La conciencia política del pueblo primero debe plantearse para que puedan comprender la relevancia de participar en la campaña para desarrollar la economía”, dijo.
Comenzar la campaña no fue fácil. “Cuando llegamos al área, los residentes todavía no estaban organizados en comunidades. Los hogares eran pocos y distantes, y por supuesto, también lo eran sus granjas”. Esto es resultado de que la gente está acostumbrada a reubicar sus granjas después de la cosecha. Del mismo modo por  las feroces operaciones militares de AFP que obliga a las familias a huir, para buscar  lugares más seguros. Los camaradas tuvieron que ir de casa en casa, incluidas las remotas, y convencer a cada familia para que se reúnan y construyan la comunidad.
Cuando se construyeron las comunidades, descubrimos que muchas familias vivían en el área. Después de organizarlos y celebrar reuniones educativas, se formaron comités relacionados con la implementación de la campaña, junto con otros comités revolucionarios del barrio”, agregó Ka Che. Mientras tanto, los camaradas continúan llegando a otras familias y los alientan a unirse a las comunidades.
Otro desafío es la condición miserable de las masas que encuentran los camaradas. Los cultivos anteriores ni siquiera podían sostener las necesidades alimentarias de las familias. “Antes, nami (un cultivo de raíz silvestre) era el alimento básico de la gente”, recuerda Ka Che. “Las necesidades básicas del hogar también son insuficientes, es por eso que al comienzo,  las unidades del NPA destinan una parte de su presupuesto  para contribuir a la compra de herramientas agrícolas, ropa e incluso sal para los residentes “.

Llevar una contabilidad minuciosa era el siguiente paso de los camaradas. Con la ayuda de los comités, se llevó a cabo una consulta con cada familia en la que se calculó el consumo de los hogares en relación con el tamaño de las granjas y el volumen de cultivos producidos para cada temporada de siembra. “¿Qué tan grande es la familia? ¿Cuánta comida gasta cada miembro cada mes? ¿Cuánta tierra adicional se necesita labrar para mantener a la familia? Estos son los temas discutidos durante las consultas”, dijo Ka Che. Durante toda la campaña, el ejército popular participa en la planificación, la obtención de árboles jóvenes y el trabajo en las granjas.
También se acordaron los tipos de cultivos que se producirían: cultivos a corto plazo y



Debido a que las comunidades ya fueron construidas, las granjas de cada familia están cerca. Reunir las casas realmente ha ayudado en el rápido desarrollo de la producción. Compartir las plántulas y los retoños entre las familias ya no es difícil, al igual que con otras comunidades, que se encuentran a solo una o tres horas de distancia mediante el senderismo. Hunglos ahora también está siendo practi- cado por las comunidades. Cada grupo está formado por cinco  familias y trabaja  colectivamente en las granjas de  sus  compañeros  de grupo en rotación, similar al bayanihan (esfuerzo cooperativo) de las masas en diferentes partes del país.
Las comunidades también se están alejando de la vieja práctica de pausar las temporadas de siembra. En cambio, añadió Ka Che , la siembra ya no se limita a una vez al año. “Es continuo. Después de la cosecha, limpian inmediatamente las granjas para comenzar con la próxima cosecha.” Parte de las tareas de los comités es la evaluación periódica del progreso de la campaña.
Cuando la producción de las comunidades se hizo suficiente para mantener sus necesidades alimenticias y más, los camaradas comenzaron con la distribución de animales como aves, cabras y cerdos. Esto complementará las otras necesidades de las familias, como la educación de sus hijos y los bienes de consumo. Cuando los animales se reproducen, las crías se distribuyen a otras familias y comunidades.

Mientras tanto, Ka Menang, quien se une a la implementación de la campaña en otra área, dijo que ya hace casi un año que comenzaron a cultivar un campo de arroz para aumentar la producción existente. Ka Menang recuerda con diversión sus sacrificios cuando comenzaron con el proyecto de arroz. “Comprar agua para el riego no es un problema”, dijo. “Pero debido a la escasez de implementos agrícolas, se necesita más mano de obra para aplanar el suelo, construir diques y otros”. Cuando las comunidades aún no tienen carabaos (búfalos o bueyes domésticos), tres personas tuvieron que tirar del arado para labrar la granja. “Los camaradas y las comunidades realmente se esforzaron por establecer arrozales porque estas granjas rinden el doble que las granjas de arroz de las tierras altas”, aclara Ka Menang.
Debido a que el desarrollo de la producción de las comunidades se enmarca en el contexto de la guerra popular, los ataques del AFP   en sus granjas también se tienen en cuenta. Las tropas gubernamentales operativas queman las chozas donde se almacenan las plantas de semillero y los cultivos cosechados, lo que lleva a los agricultores a construir estos en áreas secretas dentro de las comunidades. Debido al volumen de cultivos de tuberculos , los soldados no arrancan y destruyen todos los cultivos. “Esta es la razón por la que consideramos que la patata y el gabi no solo son resistentes a los tifones, sino que también son resistentes a los soldados”, dijo Ka Menang.
Los camaradas son optimistas de que la producción en las comunidades avanzará más. Actualmente, se están iniciando granjas comunales, una vez más como apoyo adicional para la alimentación. En estas, a cinco familias se les asigna una hectárea para su agricultura comunal. Esto fortalecerá aún más la unidad de los residentes en el área, pasando de los hogares anteriormente dispersos, a ser comunidades organizadas que cultivan en medio de la intensificación de la guerra popular.


Los bloqueos de alimentos impuestos por las Fuerzas Armadas de Filipinas en áreas militarizadas son un rasgo de la guerra total que está siendo lanzada actualmente por el régimen estadounidense-Duterte. Este método, largamente inculcado a la  AFP  por las tropas estadounidenses, tiene como objetivo cortar el suministro de alimentos a las comunidades sospechosas de apoyar a las unidades del Nuevo Ejército Popular (NEP).
En algunos frentes de la guerrilla en Mindanao, las masas han superado efectivamente la privación de alimentos de los soldados a sus comunidades. Además de proporcionar alimentos para cada familia, las granjas ahora pueden subsidiar las necesidades adicionales de las comunidades. De hecho, durante una importante operación militar del enemigo que duró casi un año, las masas tenían alimentos más que suficientes a pesar del bloqueo impuesto a la comida. En otras áreas donde los residentes fueron evacuados a la fuerza, las personas regresaron a sus comunidades para cultivar cultivos disponibles para la cosecha.
Esto es el resultado de un largo proceso liderado por los comités del Partido, el ejército popular y las comunidades durante los primeros años de la década actual. La campaña comenzó con la resolución de los comités principales de que la producción debe estar dirigida a sostener la guerra popular.
Para lograr esto, uno de los objetivos es establecer una economía autosuficiente en todas las comunidades y barrios donde opera el ejército popular.
Según Ka Che , miembro de uno de los comités que llevan a cabo la campaña, la educación es la etapa inicial. “La conciencia política del pueblo primero debe plantearse para que puedan comprender la relevancia de participar en la campaña para desarrollar la economía”, dijo.


Comenzar la campaña no fue fácil. “Cuando llegamos al área, los residentes todavía no estaban organizados en comunidades. Los hogares eran pocos y distantes, y por supuesto, también lo eran sus granjas”. Esto es resultado de que la gente está acostumbrada a reubicar sus granjas después de la cosecha. Del mismo modo por  las feroces operaciones militares de AFP que obliga a las familias a huir, para buscar  lugares más seguros. Los camaradas tuvieron que ir de casa en casa, incluidas las remotas, y convencer a cada familia para que se reúnan y construyan la comunidad.
Cuando se construyeron las comunidades, descubrimos que muchas familias vivían en el área. Después de organizarlos y celebrar reuniones educativas, se formaron comités relacionados con la implementación de la campaña, junto con otros comités revolucionarios del barrio”, agregó Ka Che . Mientras tanto, los camaradas continúan llegando a otras familias y los alientan a unirse a las comunidades.
Otro desafío es la condición miserable de las masas que encuentran los camaradas. Los cultivos anteriores ni siquiera podían sostener las necesidades alimentarias de las familias. “Antes, nami (un cultivo de raíz silvestre) era el alimento básico de la gente”, recuerda Ka Che . “Las necesidades básicas del hogar también son insuficientes, es por eso que al comienzo,  las unidades del NPA destinan una parte de su presupuesto  para contribuir a la compra de herramientas agrícolas, ropa e incluso sal para los residentes “.
Llevar una contabilidad minuciosa era el siguiente paso de los camaradas. Con la ayuda de los comités, se llevó a cabo una consulta con cada familia en la que se calculó el consumo de los hogares en relación con el tamaño de las granjas y el volumen de cultivos producidos para cada temporada de siembra. “¿Qué tan grande es la familia? ¿Cuánta comida gasta cada miembro cada mes? ¿Cuánta tierra adicional se necesita labrar para mantener a la familia? Estos son los temas discutidos durante las consultas”, dijo Ka Che. Durante toda la campaña, el ejército popular participa en la planificación, la obtención de árboles jóvenes y el trabajo en las granjas.
También se acordaron los tipos de cultivos que se producirían: cultivos a corto plazo y cultivos a largo plazo. “Después de tres meses, el maíz y la patata ya pueden ser cosechados. Además de estos, los hogares también establecieron un aumento en el cultivo de yuca, plátano, gabi y vegetales. El cultivo de arroz de montaña es también habitual”, compartió Ka Che . Además de estos, que se consideran como “cultivos para el consumo”, también se cultivan “cultivos para financiar”, como el abacá y el café, con los que las familias obtienen dinero para comprar artículos de primera necesidad como jabón, sal y otros.
Debido a que las comunidades ya fueron construidas, las granjas de cada familia están cerca. Reunir las casas realmente ha ayudado en el rápido desarrollo de la producción. Compartir las plántulas y los retoños entre las familias ya no es difícil, al igual que con otras comunidades, que se encuentran a solo una o tres horas de distancia mediante el senderismo. Hunglos ahora también está siendo practi- cado por las comunidades. Cada grupo está formado por cinco  familias y trabaja  colectivamente en las granjas de  sus  compañeros  de grupo en rotación, similar al bayanihan (esfuerzo cooperativo) de las masas en diferentes partes del país.
Las comunidades también se están alejando de la vieja práctica de pausar las temporadas de siembra. En cambio, añadió Ka Che , la siembra ya no se limita a una vez al año. “Es continuo. Después de la cosecha, limpian inmediatamente las granjas para comenzar con la próxima cosecha.” Parte de las tareas de los comités es la evaluación periódica del progreso de la campaña.
Cuando la producción de las comunidades se hizo suficiente para mantener sus necesidades alimenticias y más, los camaradas comenzaron con la distribución de animales como aves, cabras y cerdos. Esto complementará las otras necesidades de las familias, como la educación de sus hijos y los bienes de consumo. Cuando los animales se reproducen, las crías se distribuyen a otras familias y comunidades.
Mientras tanto, Ka Menang, quien se une a la implementación de la campaña en otra área, dijo que ya hace casi un año que comenzaron a cultivar un campo de arroz para aumentar la producción existente. Ka Menang recuerda con diversión sus sacrificios cuando comenzaron con el proyecto de arroz. “Comprar agua para el riego no es un problema”, dijo. “Pero debido a la escasez de implementos agrícolas, se necesita más mano de obra para aplanar el suelo, construir diques y otros”. Cuando las comunidades aún no tienen carabaos (búfalos o bueyes domésticos), tres personas tuvieron que tirar del arado para labrar la granja. “Los camaradas y las comunidades realmente se esforzaron por establecer arrozales porque estas granjas rinden el doble que las granjas de arroz de las tierras altas”, aclara Ka Menang .




Debido a que el desarrollo de la producción de las comunidades se enmarca en el contexto de la guerra popular, los ataques del AFP  en sus granjas también se tienen en cuenta. Las tropas gubernamentales operativas queman las chozas donde se almacenan las plantas de semillero y los cultivos cosechados, lo que lleva a los agricultores a construir estos en áreas secretas dentro de las comunidades. Debido al volumen de cultivos de tuberculos , los soldados no arrancan y destruyen todos los cultivos. “Esta es la razón por la que consideramos que la patata y el gabi no solo son resistentes a los tifones, sino que también son resistentes a los soldados”, dijo Ka Menang.
Los camaradas son optimistas de que la producción en las comunidades avanzará más. Actualmente, se están iniciando granjas comunales, una vez más como apoyo adicional para la alimentación. En estas, a cinco familias se les asigna una hectárea para su agricultura comunal. Esto fortalecerá aún más la unidad de los residentes en el área, pasando de los hogares anteriormente dispersos, a ser comunidades organizadas que cultivan en medio de la intensificación de la guerra popular.


Publicado por Victoria Oprimidos y Explotados



Seguro, proletario ruso, la solución no pasa por las elecciones ni montando el viejo jamelgo revisionista


viernes, 16 de febrero de 2018

Rote Fahne: ENTREVISTA A LA PRESIDENTA DEL MLPD GABI GARTNER



¡El éxito del "Asegurar la victoria" depende esencialmente de CÓMO trabajamos! 

Poco antes del fin de año tuvimos la oportunidad de hablar con Gabi Fechtner. La presidenta del MLPD informa sobre algunos resultados de la última reunión del Comité Central (CC)...

https://drive.google.com/file/d/1ijWHiPZUC6SO3iTb7-xXwRXyVoVz3S_m/view?usp=sharing

Cuestionatelotodo: Comunicado del Partido Comunista Revolucionario de...

Cuestionatelotodo: Comunicado del Partido Comunista Revolucionario de...: El Partido Comunista Revolucionario de Costa de Marfil (PCRCI) ha publicado un comunicado denunciando el golpe de estado imperialista cont...

Datos personales

periodista obrero. Comunista (marxista-leninista). Antiimperialista, anticapitalista y antimilitarista.