El Gran Sol Rojo del Amanecer

martes, 30 de mayo de 2017

Trump trata a Europa cual puñado de países bananeros


WASHINGTON AMENAZA: NO TOLERARÁ LA CREACIÓN DE UNOS ESTADOS UNIDOS DE EUROPA



Como hemos visto hoy el posible embajador de EE.UU. ante la Unión Europa, Ted Malloch, mostró la firme oposición de Washington a la posible creación de unos Estados Unidos de Europa.

Su mensaje no puede ser más significativo y claro.

En un discurso ofrecido en Bruselas, Malloch advirtió a Francia y Alemania de que un “Estados Unidos de Europa” con un presupuesto centralizado, va en contra de los intereses estadounidenses y dejó claro que la Casa Blanca se defenderá ferozmente ante cualquier incremento de “proteccionismo” en Europa.

Además de insistir en que esta iniciativa conducirá a un mayor deterioro de los lazos con Washington en lo que calificó como una Europa dividida por el “antiamericanismo”, aprovechó el momento para arremeter contra el resto de los países europeos, a los que tildó de “desagradecidos” tras el apoyo masivo de EE.UU. en la reconstrucción del continente después de la Segunda Guerra Mundial.
(…)

En cambio, Malloch tuvo elogios para el Reino Unido, que está dejando el bloque comunitario mediante el proceso conocido como Brexit. Dijo que Londres compartió los lazos muy fuertes con Washington y que estaría en primera fila para alcanzar un acuerdo comercial con Estados Unidos.
A continuación, subrayó que la Unión Europea ha “fracasado” y que ha tenido que abandonar sus sueños de unión, pues a su juicio, el bloque está cada vez más estrecho o cerca del colapso.

“Francamente, el fracaso del actual proyecto de integración europea, creo que se está volviendo cada vez más evidente. Es algo que Roosevelt o Churchill habrían cuestionado ya que la Unión Europea se ha convertido en, como algunos argumentarían, más antidemocrática, más hinchada por la burocracia y más desenfrenadamente antiamericana”.

“La idea de un gobierno del euro centralizado en Bruselas, no favorece de ninguna manera los intereses de EEUU, tanto económicos como de política exterior. Esto dañaría seriamente a Estados Unidos”.

Curiosamente, Malloch critica el proteccionismo de Europa, mientras la propia Administración del presidente de EE.UU., Donald Trump, usa este instrumento tanto en los asuntos sociales como comerciales.


Que dicho en otras palabras aún más comprensibles y más castizas, el mensaje de Malloch sería: “putos europeos, someteos al imperio de EEUU y al eje anglo-americano, ¿Qué cojones os habéis creído?”

¿Empiezan a entender pues, quién está realmente detrás del Brexit, de las corrientes anti-europeístas y del auge de los movimientos ultraderechistas euroescépticos?
¿Aún no lo ven claro? Pues abran las orejas: el señor Malloch ha tenido la inmensa amabilidad de hacerlo bien explícito.
Son los mismos que han promovido el ascenso de Donald Trump y su retorno al viejo imperialismo norteamericano fascistoide de toda la vida.
Evidentemente, sus críticas a la Unión Europea tienen su fundamento: se trata de un organismo corrupto, antidemocrático, burocratizado hasta el vómito, represivo de las libertades y los derechos tanto nacionales como individuales y al pleno servicio de las élites financieras globalistas.
Un monstruo que debería ser derruido y pulverizado (…)

Pero que nadie se engañe: los que se oponen a esta Unión Europea, el eje anglo-norteamericano y sus minions de la ultraderecha (que siempre han servido al imperialismo de EEUU, como nos recuerda la Operación Gladio en Europa o el Plan Cóndor en América), no dejan de ser otra parte del mismo bando represivo contra las poblaciones y los individuos y simplemente, pretenden retornar a la gloria dominante del eje anglosajón.
(…)
Y obviamente, Rusia, por sus propios motivos, comparte intereses momentáneos con esta gente, al menos en este asunto concreto. A Rusia le interesa un bloque europeo débil, como siempre le ha interesado también al Reino Unido.
EEUU impulsó en su momento la creación de la Unión Europea, quizás pensando que se convertiría en una colonia controlable de los EEUU. Pero el tiempo la ha convertido en un terrible competidor comercial con poder propio…y el eje anglo-americano, el eje anglosajón derivado del Imperio Británico, quiere recuperar su poder dominante y volver a controlar el terreno que compró tras la segunda guerra mundial.

Por otro lado, cabe recordar que el TTIP parecía ser el golpe definitivo de dominación norteamericana sobre la UE…pero recuerden que antes de la llegada de Trump, en la UE ya se estaban rompiendo las negociaciones con EEUU por sus condiciones abusivas (miren hemerotecas, no nos lo inventamos), por más que ahora los propagandistas pagados quieran venderle al mundo que fue Trump el que derribó el tratado.
Así pues, los que celebran la disolución de Europa, deberian saber mejor a quién están sirviendo en realidad. No sirven a la “soberanía nacional”, ni chorradas manipuladoras por el estilo: sirven al eje anglo-americano. Como ya denunciamos en este blog, hay mucha gente pagada para hacer campaña por estos intereses y el mundo alternativo es un claro exponente de ello.
El mundo de las webs alternativas está lleno de agentes pagados por el eje anglo-americano, que se presentan como “luchadores contra el globalismo y el Nuevo Orden Mundial”. Como ya dijimos, todas sus burradas y teorías para bobos (Sorchas Faales, Benjamines Fulfords y replicantes de todo tipo) tienen una raíz anglosajona, porque es a quien sirven con su mensaje.

Desgraciadamente, hay muchos incautos, contrarios a las barbaridades y abusos de la UE y el globalismo, que creen que “el enemigo de mi enemigo es mi amigo”.

Pero no es así: todos son nuestros enemigos.

Y no importa que sean los burócratas criminales y corruptos de la UE, los psicópatas imperialistas anglo-americanos, san Putin bendito y sus apóstoles oligarcas o el partido (presuntamente) comunista chino: todos nos desprecian y todos son nuestros enemigos.
No nos salvará ningún líder, ni ninguna institución…tendremos que hacerlo nosotros, de base y desde abajo.
Si de verdad quieren tener un futuro, no se dejen engañar más.

Tomado del Robot Pescador 

RUSIA: Abandona toda ilusión de que por Putin se abrirá camino el renacimiento de la URSS


LA CAMPAÑA ANTICOMUNISTA DE VLADIMIR PUTIN Y LA NATURALEZA DEL ESTADO RUSO

Máximo Relti. Canarias Semanal

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, inauguró a principios de esta semana, acompañado de una cohorte de sacerdotes, un obispo y numerosas jerarquías de la renacida Iglesia ortodoxa de ese país, un templo dedicado, según reza el anuncio oficial, a las "víctimas del comunismo". Como sucediera en la Rusia de los zares, el jefe del Estado fue acompañado la ceremonia del acto inaugural por "su confesor" personal, el obispo Tijón Shevnukov.

No faltan quienes resultan negativamente sorprendidos por este tipo de eventos. Y es que sucede que, de forma paradójica, dentro y fuera de Rusia, hay no pocos comunistas y gentes pertenecientes a la izquierda que no ahorran sus simpatías hacia el actual presidente de Rusia, Vladimir Putin.

Sin embargo, la carrera de Vladimir Putin no difiere un solo ápice de la de cualquiera de los miles de burócratas de la antigua URSS , que integraron la casta estatal que se fue haciendo con el aparato del Estado soviético en el curso de las últimas décadas de la existencia de ese país.

Una vez que las bases socialistas sobre las que se asentaba aquel país fueron destruidas, los burócratas que detentaban la dirección de las empresas públicas u ocupaban cargos de primera importancia en el aparato del Estado se apropiaron de lo que hasta entonces había sido propiedad colectiva. Uno de esos usurpadores fue Vladimir Putin, un abogado nacido en 1952, graduado en la universidad estatal de Leningrado y que, posteriormente, pretendió hacer carrera ingresando en el servicio de inteligencia soviético de la KGB.

Hasta finales de los años 90, Vladimir Putin fue un perfecto desconocido en la Rusia postcomunista. Eso fue así hasta que, por indicaciones expresas de Boris Yeltsin, el alcohólico ex presidente que vendió a su país a los Estados Unidos como si de un fardo de retales se tratara, se convirtió en su sucesor en el marco de una estructura estatal en pleno estado de descomposición.

La implosión de la antigua Unión Soviética se produjo mientras Vladimir Putin prestaba sus servicios de espionaje en la antigua República Democrática Alemana. Putin aprovechó la ocasión para regresar a Leningrado. Allí, a través de vínculos que se desconocen, se convirtió en asesor de Anatoly Sobchak, entonces presidente de la Diputación de Leningrado. Ese fue el principio de una carrera política que se iba a caracterizar por una inmensa ambición y un vertiginoso ascenso.

Tras el triunfo de su protector Sobchak en las elecciones a la alcaldía leningradense, Putin pasó a ser jefe del Comité de Relaciones Exteriores del Ayuntamiento, y vicealcalde.

En 1996, después de la derrota de Sobchak en los comicios de turno, Putin abandonó a su protector, trasladándose a Moscú, con un puesto en la administración del dipsómano Boris Yeltsin. Pronto éste último lo convertiría en su favorito para la sucesión.

En el año 1998 fue nombrado director del Servicio Federal de Seguridad, puesto que a partir de marzo del año siguiente ocupó de forma simultánea con el de secretario del Consejo de Seguridad Nacional, un puesto clave en la turbulenta y desordenada Rusia de esa década.

En agosto de ese mismo año encabezó el Gobierno de Rusia y lanzó una exitosa segunda guerra contra el separatismo checheno. Hecho que, en un país inmerso en un caótico proceso de desmembramiento, le proporcionó una inmensa popularidad.

Cuando Boris Yeltsin, acusado de múltiples escándalos de corrupción, anunció su dimisión el 31 de diciembre de 1999, Putin, de acuerdo con la nueva Constitución rusa, se convirtió en presidente interino. La sucesión, según comentó la prensa de entonces, se realizó como resultado de un pacto suscrito entre el sucesor y el heredero, en el que este último se comprometía a blindar frente a la persecución judicial a la familia Yeltsin, acusada reiteradamente de nepotismo y de participar en gigantescos negocios resultantes de la privatización de las empresas estatales.

La participación de Vladimir Putin en actos anticomunistas como el citado ni son inusuales ni tienen nada de extraños. Coinciden plenamente con la ideología dominante entre aquellos que se hicieron con el dominio de los restos del desvencijado Estado soviético y de sus empresas estatales. Vladimir Putin no sólo ha sido un administrador de los escombros de aquel Estado, distribuyendo lo que era propiedad colectiva entre sus codiciosos colegas de la burocracia, sino que ha sido también uno de sus principales beneficiarios.

Lo que, desgraciadamente, no parecen haber entendido muchas personas pertenecientes a la izquierda política, incluidos no pocos comunistas, tanto de fuera como de dentro de Rusia, es que la naturaleza de aquel Estado ha variado sustancialmente. Rusia no es ahora un firme baluarte, como lo fue en otra época, de la defensa de los intereses de los pueblos del mundo.

El capitalismo ruso está hoy sometido al mismo tipo de tensiones generadas por las luchas interimperialistas que se producen en otras grandes superpotencias mundiales, como pueden ser Estados Unidos o China. La Rusia de Putin responde a las mismas pulsiones que se producen en cualquier otro estado capitalista desarrollado en la conquista por los mercados internacionales. Como sucede en el resto de los países capitalistas, las empresas privadas rusas dominan el aparato del Estado y hacen que este se encuentre en sintonía con los intereses de la clase social que allí detenta el poder económico. ¿Qué mágico factor, si no, podría librar a Rusia de las contradicciones de la formación social capitalista de la que hoy forma parte?

En su pugna contra sus competidores estadounidenses, determinadas actuaciones del gobierno ruso pueden coincidir de manera coyuntural con los intereses del pueblo de tal o cual país. Pero eso no cambia esencialmente lo fundamental de la cuestión. En momentos tan cruciales como los que vivimos, no tener en cuenta esa realidad equivaldría a olvidar peligrosamente cuál es la naturaleza del Estado ruso y de las contradicciones del mundo del siglo XXI.

NOTA DEL EDITOR DE ESTE BLOG
Mi única diferencia con el texto de Máximo Relti es que considero que nadie que sea comunista pueda mostrar simpatía alguna por Putin del mismo modo en que nadie que sea comunista puede creer que Rusia es la heredera de la URSS.

Un comunista pondría su énfasis en el modo en el que Putin se ha apoyado en los elementos más reaccionarios de la actual sociedad rusa para avanzar hacia el capitalismo en dicho país, privatizando las empresas estatales o permitiendo que lo haga su escudero Dmitri Medvédev. Este es su perrito faldero, del mismo modo en que Putin lo fue del borracho anticomunista Yeltsin, con la diferencia de que la ambición personal de Putin, su zorrería política, su maquiavelismo y sus mejores conexiones con la oligarquía rusa le ha permitido llegar más lejos que a aquél.

Un comunista no resaltaría que Putin está apoyando al gobierno sirio porque, por muy legítimo que éste sea (para mí lo es) y progresista frente a la barbarie del yihadismo, Siria no ha podido elegir aliados, ya que el mundo de la OTAN se le echado encima para destruirla y hubo de recorrer a lo disponible. Del mismo modo que tampoco usaría dicho ejemplo con Venezuela. Simplemente Rusia y Putin juegan su baza imperialista -solo para imbéciles y analfabetos políticos el imperialismo es solo belicismo y no intereses de dominación económica- y buscan sus áreas geostratégicas de influencia y control. Si estos sujetos hubieran leído a Lenin y a su obra “El imperialismo fase superior del capitalismo” sabrían que no hay un único imperialismo sino varios, que ningún imperialismo es bueno, que un comunista ha de enfrentarse a cualquier imperialismo, si es un auténtico internacionalista y no un un vulgar títere nacionalista y cahuvinista, y que las guerras hoy en el mundo tienen sus actores principales en las contradicciones interimperialistas

Esos sujetos que se llaman a sí mismos comunistas y son devotos de Putin son, en realidad, esbirros antimarxistas, más nazbols que siquiera “progresistas”, que eligen, lacayunamente, a qué intereses imperialistas servir, apuñalando los intereses de paz de la clase trabajadora, que en las guerras es siempre la carne de cañón del capital.

Putn, ese fantoche al que le gusta presentarse con el torso desnudo en lucha, cual titan, con animales o fenómenos de la naturaleza, es el mismo que en 2016 culpó a Lenin de la destrucción de la URSS.

Para esos imbéciles, que pueden llamarse como quieran, pero debieran lavarse sus bocazas antes de ensuciar la idea comunista declarándose tales, hay una idea que no se atreven a expresar: la de que el sátrapa tiene algo que ver con Lenin más que el nombre Vladimir. Nada más lejos de la realidad. Lenin era un internacionalista, Putin un nacionalista. Lenin era un marxista, Putin un capitalista. Lenin fue antiimperialista y luchó contra todo imperialismo, Putin es un imperialista que defiende el suyo. Lenin impulsó la nacionalización de los medios de producción y el control obrero de la producción, Putin las privatizaciones a favor de la oligarquía capitalista rusa y el control de la economía por la mafia empresarial. Lenin combatió la guerra, Putin la usa a favor de su clase. Lenin favoreció la unidad fraternal de muchos pueblos bajo un Estado socialista, Putin fue lacayo del borracho Yeltsin, que terminó de destruir la URSS, después de que un tipejo anticomunista como Gorbachov le diese el tiro de gracia.

Y ahora, payasos anticomunistas, que secuestran el nombre comunista para ensuciarlo y confundirlo con el neofascismo, váyanse a la mierda y a leer el RT, el Sputnik o el Katehon.

PD: Acaba de llegarme un enlace que me ha facilitado una camarada en la que se pone en el  sitio que realmente le corresponde a Putin. Este enlace es de una organización juvenil comunista rusa.



Publicado por La Barricada cierra la calle pero abre el camino

lunes, 29 de mayo de 2017

Perú: Informes de acciones del Ejército Popular de Liberación

EPL: INFORME SOBRE LAS ÚLTIMAS ACCIONES DE AGITACIÓN Y PROPAGANDA ARMADA EN LIMA

 Estimados C., le informamos lo siguiente:

Ayer por la noche informo ATV canal 9 de las tareas cumplidas por el EPL en la capital, donde Jaime Antezana afirma" son pruebas que hacen para que desenvuelven y pasen acciones militares, y que bandera es el Partido y dinamita significa que estan fuertes y que emplearan la violencia", esto lo sostiene y antes negaba el ganapan, seudo senderologo y sobre la acción similar en la carretera central no sacaron nada, la ocultaron pero tenemos fotos de ella, les estamos enviando.

 Buena preparación y su ejecución misma, todo expresa un brillante éxito para el Presidente Gonzalo, el Partido y la guerra popular y golpe contra el imperialismo y la reacción y aplastamiento al nuevo revisionismo. Acciones que tienen que remover la capital gran caja de resonancia en el país y en el extranjero. 

Hoy 27 salió en el diaro Ojo casi todo lo de puente Carapongo, con pinta y bandera, además se afirma por parte de un jefe de la Dincote: " que se hizo despues de fecha de 17 de Mayo para que la policía no se infiltre, que se ha estado haciendo durante estos días y que los senderistas lo realiza de forma clandestina, y que están tras sus paso", etc. El diario ojo dice que el 6,7,8 y 9 Mayo es Día de la Resistencia Heroica por la matanza que hizo las fuerzas armadas en el penal, esto por que han leído el volante que los combatientes del EPL  han distribuido y el diario Ojo en la web es ,www. ojo.pe. (nosotros adjuntamos la nota después del informe gráfico de los., nota de la AND)

Con inmensa alegría y con el optimismo revolucionario al tope, les informamos que la tarea se cumplió como está establecido para las acciones de agitación y propaganda armada, siguiendo todos los pasos desde su preparación de la tarea hasta su misma ejecución y balance. Los c. han remitido las fotos que publicamos con la consigna de ¡Defender la Vida y la Salud del Presidente Gonzalo con Guerra Popular!, hay una foto de un combatiente del EPL apreciando el volante y la forma como volantear luego, la pinta sobre el Presidente Gonzalo la realizaron a la altura del paradero del puente Carapongo en la carreta central a la espalda del grifo cerca de la torre de alta tensión al igual que la bandera, el sitio es San Juan cerca a Pariachi y  no le han dado cobertura. Solo le han dado cobertura a la que aparece en los medios de la prensa de la reacción. Quien le ha dado mayor cobertura es ATV+ casi todo el día y siempre lo hace así como el diario Correo hace o levanta a las ratas revisionistas y capitulacionistas del Movadef y otras de la LOD.

 A los compañeros del EPL nada le arredra y están cumpliendo las tareas establecidas con gran decisión y alto espiritú revolucionario y elevando la belicosidad. Todo atiza las contradicciones e incluso remecerá a los medios de la reacción de acá y del extranjero como ya lo está haciendo, siempre ha sido así porque el fracaso que muestra la reacción y el imperialismo en su tarea de aniquilar la guerra popular acrecienta la contienda reaccionaria y desenmascara a LOD revisionista y capitulacionista y a la LOI.

 Un fuerte abrazo a todos los compañeros y compañeras que trabajan con Ustedesd por ¡poner el maoísmo como mando de la nueva gran ola de la revolución proletaria mundial y especialmente a los de América Latina y Europa!

  ¡Defender la salud y la vida del Presidente Gonzalo y su todopoderos pensamiento con guerra popular!
¡Viva la guerra popular marxista-leninista-maioísta, pensamiento gonzalo!
¡Yankee go home!

27 de mayo de 2017
Nota remitida por el EPL











Abajo la nota períodistica del diario reaccionario Ojo

 Carapongo: hallan bandera de Sendero Luminoso y explosivos (FOTOS)


27 de Mayo del 2017 - 08:24 Diario Ojo
Rosario Espinoza / Glademir Anaya
También encontraron pintas terroristas en Chosica
La Policía investiga el hallazgo la madrugada de ayer cerca al puente Carapongo, en Chosica, de una bandera, pintas con mensajes amenazadores y material explosivo, todo alusivo a Sendero Luminoso, grupo terrorista que por muchos años mantuvo en zozobra a los peruanos.
Para desactivar los artefactos explosivos artesanales se requirió la presencia de los agentes de la Unidad de Desactivación de Explosivos (Udex).
Susto. Moradores, al escuchar las detonaciones de estos artefactos controladas por los agentes, recordaron los años terribles que vivió el país a causa del terrorismo.
Según la Policía, estos explosivos eran similares a los que detonaban en los años 80 y que causaban terror en la población. Eran conocidos como los cazabobos, piedras recubiertas de pólvora y forradas con papel.
Estos explosivos, que bien pudo causar la muerte de alguna persona que lo manipulara, fueron colocados como trampa debajo de un pedazo de tela.
En la base del puente Carapongola Policía también halló pintas, una de la hoz y el martillo con las siglas del Partido Comunista del Perú y otra con el mensaje “Yankee go home”, como muestra de rechazo hacia los Estados Unidos.
Hasta el lugar también llegaron personal de la Dirección contra el Terrorismo (Dircote), quienes investigan estos sucesos.
Recuerdan fecha. Fuentes de inteligencia de la PNP comentaron a OJO que las pintas en realidad se dieron días atrás y que obedecen a parte de un trabajo clandestino que ejecutan integrantes de Sendero Luminoso.
“Han aprovechado la poca presencia de autoridad para realizar esas pintas. Obedecen a que este mes se celebró el inicio de lucha armada”, indicó a OJO un alto oficial de la Dircote.
Como se recuerda, el 17 de mayo Sendero Luminoso perpetró su primer atentado en la comunidad andina de Chuschi, en Ayacucho.
“Lo celebraron después para poder cuidarse de una posible infiltración de nuestros agentes. Aunque siempre estamos pisando sus talones”, dijo.
EL DATO: 
Sendero Luminoso considera el 6, 7, 8 y 9 de mayo como el “Día de la Resistencia Heroica”, fechas en la que se dio el ingreso de las FF.AA al penal de Canto Grande.
Personal de la Dircote investiga el caso.
Pintas se realizaron en la base del puente Carapongo.







Eingestellt von Verein der Neuen Demokratie um 16:04 


sábado, 27 de mayo de 2017

¿Fueron un error los Frentes Populares? Debate entre Ajith y Bob Avakian



 Nota V.O.: Hace unos años se entabló un debate entre Bob Avakian, líder del PCR-EEUU, y Ajith, líder del PCI (M-L) Naxalbari, en el seno del Movimiento Revolucionario Internacionalista. Uno de los aspectos que debatieron  fue la cuestión de si los frentes populares de los años 30 constituyeron o no una buena estrategia, si la alianza de la URSS con los aliados fue pertinente y si la política exterior de China de la época de Mao fue correcta. 
El texto que podéis leer a continuación es la traducción de un fragmento del documento “Against Avakianism” que escribió Ajith en réplica a Avakian. Un debate apasionante en el que Ajith aclara bastantes conceptos y confusiones, describiendo los aciertos y errores de los Frentes Populares.
Un escrito a tener en cuenta para reflexionar y debatir sobre la posible estrategia a seguir, por el movimiento comunista internacional, para conseguir la victoria en el futuro. 


CRÍTICA INFANTIL DE LAS TÁCTICAS DEL FRENTE UNIDO

La política del Frente Unido adoptada por el VII Congreso de la Komintern (III Internacional), celebrado en 1936 tras el ascenso de Hitler en Alemania y la amenaza creciente de la guerra mundial, cometió varios errores. Pero, en su crítica de estos errores, el PCR-EEUU dio un saltó exactamente al extremo opuesto. Negó la significancia e  importancia que tenía diferenciar entre el fascismo y la democracia burguesa. Descartó que existiera una necesidad de esforzarse por formar un frente unido táctico contra el fascismo. Así, su tendencia general a absolutizar las cosas y terminar ubicado en el otro lado de la moneda se comprobó también en este asunto. La II Conferencia Internacional de 1984 rechazó esto. Sostuvo que era correcto distinguir entre fascismo y democracia burguesa. Junto con esto se identificó el error de la komintern al absolutizar la diferencia entre estas dos formas de dictadura burguesa y de hacer una etapa estratégica de la lucha contra el fascismo.
Desde entonces, el PCR-EEUU ha corregido su error de negarse a distinguir entre fascismo y democracia burguesa. Pero el error básico en sus posiciones sobre la táctica del frente unido, que también subyacía en aquel, aún no se ha corregido. Continúa como una posición fundamental del avakianismo y, presumiblemente, es considerado como otro ingrediente de la “nueva síntesis”. Por lo tanto, debemos analizarlo.
¿Por qué un partido comunista o un estado socialista entrarían en un frente unido con una sección de sus enemigos? Lo hace con el fin de utilizar las contradicciones entre sus enemigos y así crear una situación más favorable para promover la revolución. Avakian descartó esta posibilidad. Escribió: “…entrar en este tipo de posturas de intentar manipular a los imperialistas para luchar de esta manera y no de esa manera, y en este terreno y no en el otro, atacar esto y no eso, ya te ubica en un territorio muy peligroso, y una dialéctica muy delicada”.  Sí, es cierto que entrar en un frente unido con reaccionarios refuerza el peligro del seguidismo. Pero esa es la dialéctica del mundo real muy alejada de la construcción de relaciones puras del Avakianismo y de una política aún más pura. La táctica del frente unido brinda oportunidades para el avance revolucionario, no sólo representa peligros. Frente a formidables enemigos, un partido comunista o un Estado socialista debe aprovechar todas las oportunidades para intensificar las contradicciones entre ellos. Debe esforzarse por hacer que “… luchen de esta manera y no de esa manera, y sobre este terreno y no en ese, que ataquen esto y no lo otro…”. Avakian no sólo lo negó, sino que creó confusión al hablar de temas irrelevantes como la esencia de las acciones de los reaccionarios. Así, al comentar sobre el frente unido entre la Unión Soviética y el bloque imperialista aliado durante la Segunda Guerra Mundial, escribió: “Para justificar el tipo de alianza que fue construida con los estados “democráticos”imperialistas en la Segunda Guerra Mundial, tendrían que demostrar que, incluso sin cambiar su naturaleza, era posible cambiar la esencia de las acciones de estos imperialistas durante un cierto período”.“No existían los medios accesibles para cambiar el carácter básico de, incluso, las acciones de estos Imperialistas, es decir, convertirlos en acciones que serían principalmente progresistas, vistas en términos de contenido objetivo y efecto objetivo”.
 Avakian plantea la falsa cuestión de tratar de cambiar la “esencia” de las acciones de un estado imperialista a través de un frente unido, y obtiene la respuesta obvia en forma negativa. El verdadero problema a juzgar es si era necesario y correcto que la Unión Soviética utilizara las contradicciones agudas que habían surgido entre las potencias imperialistas y formara un frente unido con un bloque para superar la grave amenaza a su existencia. Avakian huyó de contestar a esta pregunta al traer la cuestión de una “alianza que abarcaba todo”. Dejemos de lado la cuestión de si esta calificación de “todo abarca” es correcta. Incluso si fuera verdadera y exigiera críticas, ¿era posible y necesaria una unidad táctica limitada? La respuesta es obviamente afirmativa. Y eso implicaría también una evaluación adecuada de las particularidades de esa situación mundial, incluyendo factores nuevos como la existencia de un Estado socialista y la distinción entre fascismo y democracia burguesa.
Lo que es notable aquí es que la misma lógica de los argumentos de Avakian dificultaba gravemente tal evaluación. Hizo que cualquier distinción entre los enemigos fuera irrelevante. Por lo tanto, se rechazó sumariamente la necesidad de entrar en las particularidades del fascismo, el conjunto específico de contradicciones que generó (incluido el de la democracia burguesa) y las oportunidades y desafíos que planteaba. En nombre de corregir los errores cometidos por el Komintern, el Avakianismo redujo el leninismo a un conjunto de doctrinas sin vida.
Siguiendo su procedimiento estándar Avakian no había olvidado cubrir su posición. Después de descartar cualquier papel para un frente unido en esa situación, escribió: “… en la Segunda Guerra Mundial los imperialistas… también, es cierto, adoptaron ciertas tácticas específicas sobre cómo querían hacerlo. Un país socialista y un movimiento internacional fuerte pueden influenciar de una manera secundaria, tácticamente, pudiendo ser importante en ciertos aspectos, pero pensar que de cualquier manera básica o como un aspecto principal de las cosas se puede afectar el modo en que las relaciones entre los imperialistas se expresan es un error muy serio y te conduce hacia la cola de la burguesía…”; “Es decir, el proletariado puede, por medio de ciertas medidas tácticas y maniobras, incrementar ciertas divisiones, aprovechar y quizás profundizar ciertas divisiones que existen entre los imperialistas…” ¿Pero no admite esto la utilidad de las Tácticas? ¿Acaso no acepta que un Estado socialista puede y debe entrar en “territorio peligroso” y tratar de “…manipular a los imperialistas para luchar de esta manera y no de la otra…”? ¿No contradice el argumento principal de Avakian contra tales tácticas?
Avakian afirmó que esto conduciría inevitablemente a la posición de “decir que los otros imperialistas no son en realidad enemigos”. Lo absurdo de esta posición es demasiado evidente cuando recordamos que la identificación de uno como el objetivo principal surge sólo en un contexto en el que tratamos de diferenciar entre los enemigos. Por lo tanto, tal diferenciación no se hace automáticamente, que no son considerados el enemigo principal, sino amigos. Ellos “realmente” siguen siendo enemigos, aunque el partido comunista debe aplicar diferentes métodos en el manejo de las contradicciones entre estas dos categorías de enemigos. Como lo demostró la experiencia de China, tiene que estar vigilante incluso en contra de las fuerzas reaccionarias con las que se ha aliado.

Avakian afirma que su crítica se centra en la búsqueda del principal enemigo a nivel internacional. Incluso afirma que el PCCh tenía razón al señalar a Japón y aliarse con el Koumintang. Pero si su lógica en contra de distinguir a un enemigo principal es correcta, si tal diferenciación inevitablemente significa que los otros no son realmente enemigos, entonces no hay razón para restringirlo al nivel mundial. Debe ser igualmente aplicable dentro de un país específico. Por lo tanto, en el análisis final, aunque Avakian reconoce la corrección de que el PCCh entró en una alianza con Chang Kaishek, su lógica realmente excluye la actividad de un frente unido con una sección de fuerzas reaccionarias. Este es un ejemplo agudo de infantilismo nacido del enfoque doctrinario de Avakianismo.
Por último, ¿es cierto que no hay ninguna justificación para identificar a los principales enemigos a nivel internacional? No. En una situación en la que existe un Estado socialista, esto es absolutamente pertinente y necesario en el ámbito de la diplomacia. Esto nos lleva a otro grave error promovido por el Avakianismo. En su crítica al “Frente Unido contra el fascismo” promovido por el PCUS y el Komintern durante la Segunda Guerra Mundial, y la “Teoría de los Tres Mundos” (TTM) de los revisionistas chinos, no distingue la orientación estratégica del proletariado internacional de la Diplomacia de un Estado Socialista. En general, ha criticado correctamente al PCUS dirigido por Stalin por haber impuesto los intereses de la Unión Soviética sobre los de la MCI (Movimiento Comunista Internacional). Las maniobras diplomáticas y políticas de la Unión Soviética se presentaron como la estrategia internacional del proletariado. Pero en lugar de rectificar esto, el PCR-EEUU comete el error contrario. Elimina cualquier papel para las maniobras diplomáticas y las políticas de un estado socialista y todo lo que esto implica.
Esto está ampliamente expuesto en sus argumentos contra el TTM. Formalmente, el PCR-EEUU ha negado la afirmación del revisionismo chino de que esta teoría era una creación de Mao. Pero, en esencia, ha argumentado lo contrario. Así, Avakian acusó a Mao no sólo de buscar un frente unido internacional con los Estados Unidos y sus aliados contra el bloque soviético, sino de considerarlo como el “…enfoque para el movimiento internacional y la forma a través de la cual debe llevar a cabo la lucha”. En esencia, esto atribuye el TTM a Mao Tsetung. La absurda alegación de que el TTM fue presentado por Mao Tsetung fue refutada como “calumnia revisionista” por la 2ª Conferencia Internacional. ¿Por qué el PCR-EEUU se convirtió en un conducto para semejante calumnia, aun cuando en su totalidad se esforzaba por defender la bandera de Mao Tsetung? Sus raíces inmediatas radican en los argumentos erróneos del Avakianismo contra la diferenciación entre los enemigos y la negativa a reconocer y abordar el papel de los movimientos diplomáticos de un Estado socialista.

En la cuestión específica que se examina aquí, esto se manifestó en su obstinada oposición a la separación hecha por los maoístas entre la diferenciación de Mao del mundo dividido en tres y la TTM. A principios de los años setenta, Mao señaló la diferenciación tripartita del mundo: el Primer mundo compuesto por dos superpotencias (los imperialistas estadounidenses y soviéticos), un segundo integrado por otros países imperialistas intermediarios y el Tercer mundo de países oprimidos. Esto proporcionó al proletariado internacional un panorama amplio del equilibrio de poder existente en el mundo. El reconocimiento de esta realidad nunca fue utilizado por los maoístas en China para imponer una orientación estratégica de unirse con uno u otro poder reaccionario a nivel internacional. Más bien, se aferraban a la idea de que “…la gente del Tercer Mundo es la fuerza principal que combate al imperialismo, al colonialismo y al hegemonismo, la fuerza motriz de la revolución que impulsa la historia hacia adelante”.
La diferenciación del mundo en tres sirvió de orientación a la política exterior de China en ese período. Le ayudó a utilizar las contradicciones entre las dos superpotencias y romper el bloqueo diplomático. Esto era justo y necesario. Sin embargo, se han cometido varios errores en su aplicación. La Declaración del MRI (Movimiento Revolucionario Internacionalista) ha descrito cómo los revisionistas en China “… controlaron en gran medida su diplomacia y las relaciones entre el Partido Comunista Chino y otros partidos marxistas-leninistas, dieron la espalda a las luchas revolucionarias del proletariado y de los pueblos oprimidos o trataron de subordinar estas luchas a los intereses estatales de China”. Estos revisionistas intentaron utilizar la división del mundo de Mao en tres e imponer la política exterior de China como la orientación estratégica del proletariado internacional. Esto finalmente fue dado una forma completa a través de la “teoría de tres mundos”, dirigida hacia el exterior por aquellos después de asir el poder y de restaurar el capitalismo en China. Esta teoría declaró a los socialimperialistas como el principal enemigo. Pidió a los maoístas que se unieran con el bloque imperialista estadounidense y a todos los reaccionarios aliados con él, en nombre de la lucha contra el principal enemigo.
Aquellos partidos que capitularon ante el revisionismo chino, y algunos que tomaron una postura centrista, mantuvieron esta teoría. En el caso de estos últimos, su fracaso en diferenciar entre la división del mundo en tres y el uso distorsionado del revisionismo para utilizar su teoría, contribuyó a su posición equivocada. El ataque del partido albanés liderado por Enver Hoxha contra la TTM cometió el mismo error desde el extremo opuesto. También falló en diferenciar entre las dos opciones. El avakianismo absorbió este dogmato-revisionismo a través de su fracaso en distinguir entre las políticas diplomáticas y tácticas de un Estado socialista y la estrategia internacional del MCI. Su argumento de que es incorrecto separar a un enemigo principal en el nivel internacional nace de esto.
Uno u otro poder imperialista o fuerza reaccionaria puede ser el principal enemigo del movimiento revolucionario en un país determinado. Pero todos son igualmente enemigos del proletariado internacional. Esto es admitido por el Avakianismo, y eso es correcto. Pero, ¿es válido para un Estado socialista? No, no lo es. Mientras exista un mundo dominado por el imperialismo, un Estado socialista necesariamente debe identificar las contradicciones entre las potencias imperialistas y hacer movimientos diplomáticos para utilizarlas a su favor. En ciertas coyunturas, una u otra potencia imperialista puede emerger como la principal amenaza, el principal enemigo. En esa situación su política diplomática debe tratar de aislar al enemigo principal (o enemigos). Esto puede requerir la formación de una alianza o de un frente unido con otras potencias imperialistas. En la probabilidad de que los estados socialistas sean una minoría durante mucho tiempo, al contrario que el infantilismo de Avakian, podemos esperar que esto sea la regla y no la excepción. El error no es identificar al enemigo principal ni formar alianzas tácticas con otros poderes. El error está en subordinar la orientación estratégica del proletariado internacional -unificando la revolución socialista proletaria y la nueva revolución democrática en una revolución mundial que destruirá todo imperialismo y reacción- a la política exterior de un Estado socialista.

Este estado pertenece a un contingente del proletariado internacional. Pero, como Estado en un país en particular, tiene sus propios intereses que podrían estar en desacuerdo con los del proletariado internacional en coyunturas particulares. Esta contradicción no puede ser ignorada. Los intereses de un Estado socialista son parte de los del proletariado internacional. Pero no pueden ser igualados forzadamente. El primero no puede sustituir al segundo. Lo contrario es igualmente cierto. Los intereses específicos y las convulsiones a las que se enfrenta un Estado socialista no pueden negarse en nombre de defender los intereses del MCI. Debe dárseles el peso y el papel debidos, subordinados a la orientación estratégica del proletariado. La lucha librada por un Estado socialista en el ámbito de la diplomacia es una parte importante de la revolución mundial. Nunca debemos olvidar que el Estado socialista será el principal instrumento a través del cual el proletariado internacional puede intervenir a nivel mundial hasta que la revolución mundial alcance un alto nivel.
La Declaración del MRI señala: “En circunstancias de cerco imperialista de un Estado socialista la defensa de las conquistas revolucionarias es una tarea muy importante para el proletariado internacional. También será necesario que los estados socialistas lleven a cabo una lucha diplomática y, a veces, celebren diferentes tipos de acuerdos con una u otra potencia imperialista. Pero la defensa de los Estados socialistas debe estar siempre subordinada al progreso general de la revolución mundial y nunca debe considerarse como el equivalente (y ciertamente no el sustituto) de la lucha internacional del proletariado. En ciertas situaciones la defensa de un país socialista puede ser principal, pero esto es precisamente porque su defensa es decisiva para el avance de la revolución mundial”.  El historial del MCI en esta materia es bastante pobre (el último ejemplo es Nepal.) Las acusaciones de Avakian contra Mao de intentar forzar a los partidos maoístas a que se unan a los intereses de la política exterior china son infundadas. Pero incluso entonces el hecho es que había serias lagunas en la forma en que se manejó.
Mao no repitió los errores de Stalin y del Komintern. Pero eso no fue suficiente. En vista de las experiencias pasadas, se podría prever fácilmente que el nuevo giro en la política exterior de China inevitablemente plantearía el peligro de la derechización y del seguidismo a la burguesía. No se prestó suficiente atención al armamento ideológico del MCI para hacer frente a estos peligros. Esta es una lección importante que debemos tener en cuenta. Por encima de todo, los partidos maoístas deben armarse con la lección de Mao: es posible que los países imperialistas y los países socialistas alcancen ciertos compromisos, pero tales compromisos no requieren que los pueblos de los países del mundo capitalista sigan su ejemplo y hagan compromisos en casa. La gente en esos países seguirá luchando de manera diferente de acuerdo con sus diferentes condiciones. Esta es la orientación correcta.

Publicado por  victoria oprimidos


El norte de Irlanda: Polémica por la posición del Laborista Jeremy Corb...

El norte de Irlanda: Polémica por la posición del Laborista Jeremy Corb...: Como siempre decimos desde

viernes, 26 de mayo de 2017

Bandera Roja: Declaraciones de Gabi Gärtner nueva Secretaria General del MLPD. 21 de abril de 2017


 (Nota de Luminoso Futuro: Nuestro Colectivo se honra en presentar a nuestros lectores una importante declaración de la Secretaria General del Comité Central del Partido Marxista leninista de Alemania, en la que se analiza aspectos de la actual situación económica y política mundial. La misma reviste un importantísimo valor teórico y político, tanto como estratégico y táctico para el Movimiento Comunista Internacional (MLPM). En particular, se abre a un fructífero debate internacional para con algunas tesis que apenas se abren en el campo de la ideología. Como lo sería aquella de “nuevos países imperialistas”, unidos y diversos a la vez a las viejas potencias imperialistas históricas.
Nuestro Colectivo desea ofrecer sus excusas a los lectores de este trabajo, principalmente a la camarada Gabi Gartner Secretaria General del MLPD, por tan defectuosa traducción realizada. Les pedimos su comprensión).



Una nueva calidad... la propensión general a la crisis del imperialismo y las oportunidades de los revolucionarios
21 de Abril, 2017


2017 resultó ya como un año de grandes cambios. "El peligro de incendio" muchos encuentran lo oficia Donald Trump como presidente de Estados Unidos - y tienen razón. Pero ¿cuáles son las causas y su origen? Muchas preguntas, muchas preocupaciones, pero también mucha determinación surge hacia arriba crisis colmadas, las guerras, así como nuevas luchas y movimientos de masas. Los grandes cambios también en el MLPD con el cambio en la dirección del partido de Stefan Engel a Gabi Gärtner. En este entorno turbulento recientemente la segunda sesión plenaria de la recién elegida por el Décimo Congreso 2016 del Comité Central del MLPD se llevó a cabo. En un discurso al nuevo presidente del partido, Gabi Gärtner, en estrecha consulta con Stefan Engel, la situación del mundo actual y los principales retos y oportunidades de los revolucionarios analizada. La bandera roja documenta declaraciones.

LEER MÁS EN:



Datos personales

periodista obrero. Comunista (marxista-leninista). Antiimperialista, anticapitalista y antimilitarista.